Recomendada: Natalia Ginzburg

La vida de Natalia Ginzburg estuvo signada sucesivamente por la casa familiar, la figura pintoresca y concentrada del padre, por los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial y el fascismo en Italia. Se convirtió en una escritora que supo crear un universo cotidiano y a la vez social, tanto en su obra narrativa como en sus ensayos. Desde los años noventa, en Argentina, se le empezó a dedicar especial atención a su obra.

Ahora, a cien años de su nacimiento en 1916, Lumen publica como homenaje Todos nuestros ayeres, la que quizás haya sido su novela más reconocida.

 

Natalia Ginzburg, de soltera Natalia Levi, fue traductora y una de las más importantes novelistas italianas del siglo XX. Escribió teatro, novelas y cuentos de variada temática, pero sobre todo centrados en el microcosmos de las relaciones familiares. Algunas de sus obras más importantes son A propósito de las mujeres, “Voces en la noche”, “Léxico familiar” , “La ciudad y la casa” y “Todos nuestros ayeres

Natalia Ginzburg vivía en Turín en esa casa de los gritos, y donde circulaban amigos de su padre y sus hermanos, profesores y científicos antifascistas. Allí conoció a Leone Ginzburg, su marido, de quien tomó el apellido y la pasión por la literatura rusa y el que junto a Cesare Pavese y Giulio Einaudi (también amigos) fundarán una editorial inigualable. Obsesionados por las traducciones, creían que leer rusos y norteamericanos podría salvar a Italia de la brutalidad de Mussolini.

Y lo lograron: Melville, Dickens, Tolstoi. Y tantos otros que llegaron a editarse incluso después de que Leone fuera asesinado a golpes por los nazis en la cárcel de Regina Coeli en 1944 y que Pavese se suicidara sin que nadie pudiera imaginarlo, un verano al fin de la guerra.

Continuar leyendo

Sergio Ramírez ganó el Premio Cervantes 2017

El escritor y político nicaragüense Sergio Ramírez fue reconocido con el Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes 2017.

Ramírez es el primer centroamericano que recibe esta distinción, considerada el máximo reconocimiento al trabajo de escritores españoles o hispanoamericanos “cuya obra haya contribuido a enriquecer de forma notable el patrimonio literario en lengua española”, según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España.

Como candidato al premio puede ser propuesto cualquier escritor o escritora cuya obra literaria esté escrita, totalmente o en su parte esencial, en español y se entrega el 23 de abril de cada año, día del fallecimiento de Miguel de Cervantes.

 Sergio Ramírez nació en Masatepe, Nicaragua, en 1942. Dirigente estudiantil de la lucha antisomocista, se integró en el Frente Sandinista. Llegó a ser vicepresidente de la República y en 1996 fue candidato presidencial por el Movimiento Renovador Sandinista. Ha recibido numerosas condecoraciones y premios. Actualmente ejerce la docencia.

Autor de veinticinco libros, Ramírez ha reunido sus relatos en Cuentos completos (1997). Entre sus ensayos figuran Estás en Nicaragua y El pensamiento vivo de Sandino. Y entre sus novelas, Tiempo de fulgor y Castigo divino. Con Margarita, está linda la mar obtuvo el Premio Alfaguara de Novela 1998.

De sus ultimas novelas publicadas tenemos publicadas: Sara y Flores oscuras.

 

Continuar leyendo

Revolución de Octubre

Este año se cumplen 100 años de la revolución rusa, más exactamente de la toma de toma del Palacio de invierno por lo bolcheviques de Lenin.

 Es el centenario de un hecho bisagra en la historia mundial y tenemos algunos libros que pueden ayudar a comprenderlo:

Tiempos rojos, de Hernán Camarero, se pregunta ¿qué efectos tuvo en la historia del país este hecho trascendental para el mundo?

También tenemos La hija de Stalin, La extraordinaria y tumultuosa vida de Svetlana Alliluyeva, de Rosemary Sullivan. Con acceso a los archivos del KGB, la CIA, y de los distintos gobiernos soviéticos, Rosemary Sullivan recompone las piezas de la increíble vida de Svetlana Alliluyeva, la hija mayor de Stalin, en una magistral biografía.

Y un libro precioso que vale la pena leer es La revolución rusa, de Richard Pipes, por el sello Debate, por primera vez en español la obra fundamental sobre ese acontecimiento que marcó decisivamente el siglo XX.

Continuar leyendo

Se viene Sepulcros de vaqueros,
un inédito de Bolaño

Para diciembre en plena Navidad, tendremos un inédito de Roberto BolañoSepulcros de vaqueros, un volumen que reúne tres relatos originales del escritor chileno fallecido en 2003, narrados en primera persona por un joven poeta latinoamericano.

Las tres pequeñas novelas inéditas de Sepulcros de vaqueros (Alfaguara) guardan una relación entre sí, y su redacción arranca en 1993 para llegar a los últimos días de la vida del autor.

Esta obra funcionó para Bolaño como una especie de “cocina narrativa, laboratorio de escritura o trastienda” de sus grandes obras.

No es un relato único, pero las tres narraciones guardan una relación entre sí que permite una lectura conjunta como si fueran tres secciones de una sola novela.

Un recorte de periódico guardado en el manuscrito y, sobre todo, la máquina de escribir eléctrica que usó Bolaño para pasar a limpio el relato permiten situar la primera de ellas, “Patria”, entre 1993 y 1995.

Compuesta por una veintena de breves relatos o capítulos fragmentarios, la obra reconstruye una serie de momentos claves en la biografía de Rigoberto Belano, un joven poeta que recita un largo poema la noche en que se produjo el golpe de Estado que acabó con la vida de Salvador Allende.

La segunda novela, “Sepulcros de vaqueros”, que da nombre al volumen, se compone de cuatro capítulos, y en ella Belano se llama Arturo, como el protagonista de “Los detectives salvajes”, y la historia transcurre en México.

El volumen se cierra con la narración “Comedia del horror en Francia”, escrita por Bolaño en su último año de vida, al mismo tiempo que la ambiciosa “2666”, según una carta encontrada en su archivo.

Esta ultima ficción apunta a la posibilidad de que el movimiento estético de vanguardia que lideró André Breton continuara vivo en las últimas décadas del siglo XX y principios del XXI en las alcantarillas de París como el Grupo Surrealista Clandestino. Una clandestinidad surrealista poblada por estrafalarios personajes que remite a la secreta academia poética soñada por el escritor chileno en “La universidad desconocida”.

Continuar leyendo

Chamamé

Volvemos con las reseñas libreras y esta vez Nuria Rodriguez se anima con Chamamé de Leonardo Oyola.

La reedición de la novela mitad western, mitad road movie, publicada originalmente en España, que ganó el Premio Dashiell Hammett a la mejor novela policial durante la Semana Negra de Gijón.

“… Bueno, yo he visto al amor venir

Y lo he visto disparar…”  Leonardo Oyola

                           

Cuando el libro llegó a mis manos estaba muy ansiosa por leerlo. Había leído “Kryptonita” y “Hace que la noche venga” pero “Chamamé” se estaba haciendo esperar bastante. Llegué a mi casa y leí el principio:

“… Nunca empiezan.

Explotan.

De una.

Así son mis sueños…”

 

Con esas cuatro líneas ya me compró. No sé cómo explicarlo, es lo que llamo el efecto “patada en la cara” con el que empiezan mis libros favoritos. La novela me atrapó y no me soltó hasta el final, es de esas historias que te hacen pasar de la parada del colectivo por perderte leyendo.

Es una novela policial, la historia en sí, la estructura… Pero no es sólo una novela policial. Si bien hay una traición, un botín de por medio y armas, hay algo que va más allá de la aventura física. Son los personajes que crea Oyola, “El perro” y “el pastor”, personajes con matices, interesantes, que se mueven dentro de la trama impulsados por el amor y la fe. Aunque el amor sea tener que abandonar y la fe sea lo más parecido a la locura. Esto produce una identificación, nos hace transitar todas las páginas al lado de los personajes, sé lo que sienten, alguna vez lo sentí aunque nuestros contextos sean diferentes.

Un irremediable descenso a los infiernos desde el comienzo, un hermoso infierno.

La pluma de Leonardo Oyola es profunda, vertiginosa y transparente, con guiños que nos arrancan sonrisas por momentos pero también es una pluma que expresa la oscuridad y el dolor.

 

Nuria Rodríguez, de Cúspide Pacifico

Continuar leyendo