Iñaki Echeverría en la noche de los Museos

Este sábado se hace la noche de los museos en la ciudad y por primera vez participa el C.C. Borges de Galerías Pacífico. Por eso convocamos a Iñaki Echeverria para pintar en vivo vidrieras.

 

iñaki galerías

Iñaki Echeverría

(Argentina, 1974) es ilustrador y humorista gráfico. Es el autor de la tira cómica «Padre abrumado», que publica mensualmente en la revista Fierro y semanalmente en el periódico Página/12. Colabora también en diferentes editoriales y en medios gráficos argentinos y extranjeros. Ha participado en numerosas exposiciones, y desde el año 2013 realiza murales en los que denuncia la trata de mujeres.

La vida de un padre abrumado

Es una divertida antología de viñetas que ilustran la vida cotidiana de Cata, Fran y su papá, un padre abrumado que las quiere con locura y las cuida mientras trabaja como autónomo desde casa.

 

Si queres queres conocer más a Iñaki, mirate esta entrevista !!!

Continuar leyendo

Tan poca vida

esta es una de los novelas que publicamos en noviembre seguro vas a queres saber

¿Quién es Hanya Yanagihara? ‘Tan poca vida’, la durísima novela que ha hechizado a EE.UU

La dura historia de amistad de cuatro pobres diablos en la Nueva York actual escrita por una desconocida escritora de origen hawaiano fue elegida la mejor novela del pasado año.

Hanya Yanagihara (Los Ángeles, 1975) tenía 10 años y vivía en Texas cuando su padre, un médico hawaiano, la llevó a presenciar la autopsia de un cadáver. “Fue realmente maravilloso”, recordaba la sorprendente escritora de la que todo el mundo habla en una entrevista a The Guardian. “La enfermedad me fascina, lo que el invasor puede hacerle al cuerpo anfitrión…Me encanta descubrir hasta qué punto un cuerpo es capaz de protegerse a sí mismo, a toda costa. Lo duro que lucha por sobrevivir“.

tan poca vida

 

Los lectores de ‘Tan poca vida’ deben luchar también para salir vivos de una novela durísima, por momentos casi insoportable. Porque, una vez empezada, abandonarla no es una opción. En las primeras páginas la historia parece girar en torno a cuatro amigos treintañeros de Nueva York, excompañeros de piso universitario y de escaso éxito laboral: JB, un artista negro gay, Malcolm, arquitecto mestizo y niño de papá, Willem, un apuesto actor del Medio Oeste y Jude, un brillante y atormentado abogado.

Pero de pronto el objetivo acota la panorámica y enfoca a uno de ellos, Jude, víctima de espeluznantes abusos sexuales descritos con una prolijidad intolerable. Que una novela semejante sobre la amistad masculina, el maltrato y la homosexualidad se erigiera en 2015 en Estados Unidos en bestseller es un fenómeno digno de estudio. Que también la crítica se rindiera ante ella parece un milagro. Finalista del Man Booker Prize y del National Book Award, ambos segundos puestos fueron señalados como manifiestamente injustos por medios como The Washington Post, The Wall Street Journal, Vanity Fair o The Guardian que dictaminaron que ‘Tan poca vida’ era la mejor novela del año en EE.UU.

Seguir leyendo nota: http://www.elconfidencial.com/cultura/2016-08-11/hanya-yanagihara-tan-poca-vida-crisis-macho_1242190/

Continuar leyendo

SVETLANA ALEXIEVICH será invitada especial en feria del libro 2017

La periodista vendrá al evento que empieza en abril  

«Me dedico a la historia omitida, las huellas imperceptibles de nuestro paso por la tierra y por el tiempo. Recojo la cotidianidad de los sentimientos, los pensamientos y las palabras. Intento captar la vida cotidiana del alma.»

Svetlana Alexiévich

En la feria del libro 2017, también habrá homenajes a García Márquez y Violeta Parra. Y más youtubers.
svletana
La Feria del Libro 2017 tiene a su primera figura: la periodista bielorrusa Svetlana Alexievich, que relató dramas que marcaron el siglo XX -como Chernobyl, la invasión soviética de Afganistán o la vida de las olvidadas combatientes rusas de la Segunda Guerra Mundial- y ganó el Premio Nobel de Literatura el año pasado. Aunque todavía no se informó quién dará el discurso de apertura, la programación de la 43ª edición avanza. Este plato fuerte tendrá una entrada previa: durante la segunda quincena de enero se hará una Feria Binacional del Libro cerca de Punta del Este.

En el lanzamiento, que se hizo ayer en la Biblioteca Nacional, la Fundación El Libro anunció, además, que habrá una maratón de lecturas del clásico de Gabriel García Márquez Cien años de soledad, a cargo de escritores, poetas y actores. El 30 de mayo se cumplirán cincuenta años de la primera edición de la novela, que apareció en Buenos Aires.

También se le rendirá culto a Violeta Parra, la poeta y cantante chilena, a un siglo de su nacimiento y cincuenta años de su partida. Para el Festival de Poesía confirmó su presencia Raúl Zurita.

El espacio juvenil, que alimentó las ventas en la última edición y generó largas filas para llevarse las firmas de los youtubers, seguirá creciendo. En la versión 2017, el español Sebastián García Mouret -de 20 años y que arrasa en las redes sociales- estará en el Encuentro Internacional de Booktubers. También llegará el irreverente autor y cineasta israelí Etgar Keret, protagonista de un fenómeno literario: sus cuentos se tradujeron a treinta idiomas.

La feria abrirá el 27 de abril y seguirá hasta el 15 de mayo. Los Ángeles desembarcará con autores, ilustradores, creadores de cómics, guionistas de cine y televisión, aunque todavía no se confirmaron nombres. “El 50 por ciento de sus habitantes es hispanohablante; es la oportunidad para las editoriales de entrar a ese mercado”, remarcó el director de la Fundación El Libro, Oche Califa.

svletana libros

Más sobre Svletana:

Nació en Ivano-Frankivsk, Ucrania, 1948, es periodista, creció en Bielorrusia. Allí, estudió periodismo en la Universidad de Minsk.

Su primera novela, “La guerra no tiene rostro de mujer’’ (1985), relata historias de mujeres que pelearon contra el nazismo. En “Voces de Chernobyl” (1997), narró la vida en esa ciudad después del accidente nuclear de 1986. También retrató dramas humanos de la guerra soviética en Afganistán y los suicidios que sucedieron a la caída de la Unión Soviética.

Cuando le entregaron el Premio Nobel, el jurado destacó su obra como ‘’un monumento al sufrimiento y el valor’’.

En noviembre editaremos “Últimos testigos”, una obra maestra inédita hasta ahora, que recoge el recuerdo de los niños que sobrevivieron a la segunda guerra mundial. Un tema de gran interés desde una perspectiva totalmente distinta.

La Segunda Guerra Mundial dejó casi trece millones de niños muertos, y en 1945, solo en Bielorrusia, vivían en los orfanatos unos veintisiete mil huérfanos, resultado de la devastación producida por la guerra en ese país. A finales de los años ochenta Svetlana Alexiévich, ganadora del Premio Nobel, entrevistó a algunos de aquellos huérfanos, cuyos testimonios componen un emocionante relato de una de las mayores tragedias de la historia.

Esta obra maestra constituye un retrato personal y conmovedor del conflicto en Bielorrusia, una historia en la que la propia autora no interviene más allá del prólogo: son sus protagonistas los que hablan y conforman con sus palabras una especie de memoria coral original, auténtica y fascinante de la guerra.

Continuar leyendo

Pere Estupinyà en Argentina

Pere Estupinyà es español y tras 8 años de vida intensa entre Boston, Washington DC y Nueva York, actualmente reside en Madrid. Es licenciado en química y en bioquímica, máster en nutrición y metabolismo, y dejó a medias un doctorado en genética que promete que va a retomar algún día.

Se dedica a la divulgación científica, gracias entre otras cosas, a que tuvo el honor de ser el primer español becado en el Knight Science Journalism Fellowship del Massachussetts Institute of Technology (MIT). Pere comer cerezas

Allí pasó diez meses en los laboratorios y aulas del MIT y Harvard, aprendiendo y gestando una especie de embarazo (o metamorfosis) del que nacería su alter ego, «El ladrón de cerebros». Ese es precisamente el nombre de su primer libro de divulgación publicado en 2010, luego vino “Rascar donde no pica” (2012), “S=EX2: La ciencia del sexo” (2013) y “Comer cerezas con los ojos cerrados” (2016).

Pere la ciencia del sexoPara la televisión ha realizado documentales, series y minifilms de divulgación científica. Mientras vivía en EE.UU, también trabajó en el departamento de comunicación del National Institute of Health (NIH), fue consultor del BID y la OEA y escribió los «Apuntes científicos desde el MIT» como blogger para el diario El País.

Un aspecto particular de su carrera es su expertise en el campo de la sexualidad. A raíz de su extenso trabajo, experiencias, y repercusión del libro S=EX2: La ciencia del sexo, se ha dedicado de manera rigurosa y diferente a la bio-psico-sociología de la sexualidad.

Continuar leyendo

Made in Portugal

Acá reproducimos una entrevista al talentoso escritor portugués José Luís Peixoto, cuya obra poética y de ficción figura en decenas de antologías y ha sido traducida a más de veinte idiomas. Vino a Buenos Aires a participar del Filba y a presentar su última novela “Galveias” .

En este entrevista con Romina Soler de La ventana (blog de arte y cultura) hablaron de su infancia en un pequeño pueblo rural, su acercamiento a los libros, de su primera novela y muchas cosas más.

José Luis Peixoto, PH Patricia Pinto

Romina Soler : Me gustaría empezar por preguntarte ¿Cómo fue tu infancia? Y en relación a eso cómo nace tu relación con los libros y las primeras lecturas.

José Luís Peixoto: Nací y crecí en un pueblo pequeño en el interior de Portugal que se llama Galveias y que es el título de mi última novela. Galveias tiene alrededor de mil habitantes y mi infancia tiene mucho que ver con ese lugar con características propias dentro del contexto portugués. Se trata de una ambiente rural y de algún modo me ha permitido una infancia muy libre, donde puedo decir que llegué a conocer y relacionarme con los mil habitantes de ese pueblo, porque en un lugar tan chico como ese toda la gente se conoce. Fue una infancia en la cual los libros llegaron despacio, pero con mucho tiempo para disfrutar de ellos. Mis primeros contactos con los libros fueron de una manera muy curiosa, y hoy en día para la mayoría del mundo un poco rara, era a través de lo que llamamos “biblioteca itinerante”, se trataba de un coche lleno de libros que llegaba al pueblo una vez al mes y se aparcaba en la plaza principal. En ese tiempo empecé a leer libros que no eran necesariamente para mi edad y que me abrieron muchos horizontes y sueños.

Yo nací en el año de la revolución, que terminó con la dictadura portuguesa, y por eso 1974 es un año muy importante en la historia reciente de Portugal.  En ese año se empezaron a publicar de una manera sistemática los libros que antes eran prohibidos, muchos de ellos con visiones políticas y sociales que de algún modo se planteaban en contra de la dictadura. Algunas de esas novelas de tinte neorrealista fueron las primeras lecturas de libros de adultos que más me marcaron, muchas de esas novelas hablan de mi región, una zona de latifundios donde  es muy visible la cuestión de los trabajadores y los propietarios. De todas formas, lo que realmente me llevó a escribir fue la poesía portuguesa, que tiene una gran tradición y grandes autores. No es fácil que uno se quede indiferente ante ellos, como en el caso de Fernando Pessoa.

R.S. ¿Cómo fue el paso de esas primeras lecturas a la escritura, a bajar tus palabras en un papel?

J.L.P.: Lo que más me sedujo de la escritura es que tenía un espacio donde ejercer todas mis voluntades, donde todo lo que deseaba era posible. Las primeras palabras llegaron con la admiración de distintos textos que leí y la intención de hacer lo mismo. Al tiempo me quede muy impactado con la posibilidad de escribir sobre las cosas que estaban ahí y yo conocía. Cuando uno vive en un pueblo pequeño del interior se acostumbra que lo que conoce y está a su alrededor nunca es materia de las películas del cine o de la televisión, entonces ponerlo en papeles y mirarlo de esa forma en un juego que me gustaba mucho. De alguna manera se puede decir que la literatura me atrapó, me quedé envuelto en esa red y ya no tuve la posibilidad de salir ni de mirar las cosas de otra manera.

R.S.:  ¿Cuál de tus libros fue el primero en ser publicado y qué podes contarnos de él?

J.L.P.: Mi primer libro lo publique en edición de autor es un libro que aquí llegó por una edición uruguaya, que también se editó en Colombia y en España. La edición en español se llama “Historias de nuestra casa” y junta dos de mis libros. El primero que publiqué y que es el primero de esa edición se llama “Te me moriste”, lo escribí entre los 21 y los 22 años y lo publique a los 26 años, habla sobre la muerte de  mi padre. Es un libro íntimo que abre un camino que para mí fue muy importante, porque de algún modo todo lo que escribí después lleva algo de ese pequeño libro. La segunda historia publicada, en la versión en español, es otro libro que se llama “Cal”,  que es la materia con la cual las casas tradicionales están pintadas todas de blanco. Es un libro en el cual los protagonistas de cada relato son personas mayores y las historias tienen lugar en un espacio rural. Esta edición conjunta decidí llamarla “Historias de nuestra casa” porque los dos libros, de alguna manera, son muy próximos a mi experiencia personal.

R.S.: Tenes una gran trayectoria como escritor a nivel mundial, con 5 novelas publicadas, múltiples libros de relatos, poesía y varias obras de teatro, quisiera saber si ¿Tenés una rutina para escribir o una forma de organizarte?

J.L.P.: Si, hay un período en el cual no escribo nada en el papel pero trabajo la idea mentalmente, intelectualmente, y después otro período en el cual realmente empiezo a escribir, para todo eso se tiene que tener disciplina. Lo ideal es tener todo el tiempo y disponibilidad, pero en el mundo real lo que pasa es que uno tiene muchas más cosas que hacer y si no tenes una organización, una disciplina, difícilmente logra alcanzar tu pleno potencial de trabajo. Escribo a cualquier hora del día en mi computadora, creo que es una manera limpia y me parece poética en el sentido que uno escribe en la luz. Yo estudié dactilografía en la escuela y me gusta escribir con todos los dedos, poner las manos como si estuviera amasando el pan o tocando el piano. Escribo cuando puedo y mucho.

galveias

R.S.: Ahora me gustaría preguntarte acerca de “Galveias”, tu última novela, que como nos contaste lleva el nombre del pueblo donde naciste, ¿cómo se fue gestando esta historia que encierra tantas historias?

J.L.P.: Esta novela viene como consecuencia de lo que escribí antes, sobre todo de ese primer libro “Te me moriste”, que publique hace 16 años y algunos libros en los cuales me detuve sobre mi propia identidad. Galveias es un pequeño pueblo portugués, que incluso en Portugal mucha gente no conoce, pero que existe y eso tiene mucha importancia. Yo crecí ahí y quería hacer una novela que reflexione sobre esa pequeña comunidad, sobre las relaciones entre los habitantes y al mismo tiempo hacerle un homenaje a ese espacio concreto, a ese tipo de vida y confrontarlo con otras posibilidades, y al mismo tiempo dejarlo fijo. Así llegue a la idea de escribir una novela con ese título. Después vino la tarea de encontrar todo lo necesario para que la novela pudiera justificar un título así. Lo que hoy existe es una novela hecha de múltiples personajes que es la suma de muchas historias, de muchas miradas, una multitud de personajes algunos más positivos otros más negativos, con distintos sabores, que intentan sugerir una comunidad, un colectivo de personas.

Hay un aspecto curioso que es la manera como el libro es leído dentro y fuera de Galveias. Las referencias geográficas existen porque las calles están ahí así como la plaza, la escuela, todo se puede visitar, pero lo que es autobiográfico y lo que es ficcional es una especie de tesoro que solo puedo compartir con las personas de Galveias, y ellos lo saben por lo tanto, yo no necesito explicarle nada. Esa es una pequeña ventaja que tienen los habitantes respecto de los demás lectores. Es curioso, pero no es lo mismo leer este libro en Argentina que leerlo en Portugal. Esto permite una reflexión sobre como la literatura atraviesa espacios y culturas de una manera muy concreta. Yo creo que hay algo muy peculiar en el hecho de que la ruralidad siendo muy específica de algunos lugares tiene características transnacionales, por ejemplo, hay aspectos de la ruralidad argentina que se comunican de manera directa con la ruralidad portuguesa o china. Además de la ruralidad está la cuestión de las pequeñas comunidades que tienen características propias, aunque creo que las grandes ciudades como Buenos Aires están compuestas por distintas comunidades formadas por una persona y la gente con la que se relaciona. En el libro se habla de Galveias como un pueblo que es una isla, que no es perfecta porque se comunica con otros lugares pero que tiene las fronteras muy marcadas. De algún modo de forma más difícil de definir creo que todos tenemos nuestra Galveias, nuestra comunidad, nuestro círculo.

R.S.: En el inicio de la novela se habla de un meteorito que cae en el pueblo, es algo que tomaste de la realidad?

J.L.P.: La caída del meteorito no existió, es una metáfora, es algo que toca todas las figuras, los nombres, los personajes. En la novela todo esta nombrado con la excepción de la cosa que cae, los personajes se refieren a ella como “la cosa sin nombre” y que de algún modo hay cosas sin nombre que cuando ganan nombre pierden su fuerza.

R.S.: ¿Cuánto tiempo te llevó escribirla?

J.L.P: Empecé a concebirla después de mi novela anterior que se llama Libro. En el medio escribí otras cosas, pero puedo decir que “Galveias” me llevó aproximadamente dos años escribirla.

R.S.: Quisiera hacerte una pregunta personal ¿Todavía vivís en Galveias?

J.L.P.: No, me fui hace mucho tiempo. Recién cuando salí de ahí empecé a escribir sobre Galveias, creo que tiene que ver con la necesidad de perspectiva que te da la distancia. Al mismo tiempo muchas veces desgraciadamente solo cuando perdimos algo nos damos cuenta de todo lo que tenía de positivo. En los años de la adolescencia yo quería salir y conocer otras cosas, vivir en un lugar más dinámico para un adolescente, cuando salí de allí me di cuenta de lo mucho que me hacía falta y que estaba presente en mi centro, en mi estructura.

Entrevista a José Luís Peixoto por Romina Soler para La ventana 

Continuar leyendo