Jane for ever

Jane Austen, la novelista pionera del amor romántico, tendrá un ciclo de charlas que abordará el legado de su obra.

Serán tres encuentros en el Ateneo Grand Splendid; el primero, hoy a las 19, moderados por Flavia Pittela

Este año se conmemoran 200 años de su muerte.

Hay de todo reediciones de su obra, adaptaciones fílmicas, hasta en versión zombie y una aplicación para el celular con sus frases.

No te las pierdas!!!!

Miércoles 13/9: Persuasión (e influencia). Jane Austen en nosotros

La marca de una de las escritoras más representativas del género de la novela romántica y social. Las lecturas y reescrituras

Miércoles 20/9: Orgullo y Prejuicio (y extrañeza a la vez que cercanía). La lectura de Jane Austen en Argentina

¿Por qué nos gusta tanto? Cómo ha cambiado la recepción de la escritora a lo largo del tiempo. Qué lugar ocupa en la percepción de la crítica, los escritores y los lectores

Miércoles 27/9: Sensatez y sensibilidad (sarcasmo y crítica social). Jane Austen y las formas del activismo feminista

Los cambios y miradas que se tuvieron sobre la autora en relación a su defensa del feminismo. ¿Nos ayuda hoy la lectura de su obra en el posicionamiento de la mujer?

Invitados: Teresa Arijón, Canela (Gigliola Zecchin) y Alejandra Laurencich

La entrada es libre y gratuita, sujeta a la capacidad de la sala.

Les dejamos un video avance de “Amor y Amistad”, una película basada en el libro menos popular de Jane Austen; con un protagonista femenina un tanto conflictiva, Lady Susan, que recientemente fue publicado para completar la colección de Jane Austen en bolsillo Clasicc.

 

Continuar leyendo

El terror nunca muere

Edgar Allan Poe hoy cumpliría 208 años, y la sensación es que sigue vivo continuamente en su obra, generaciones y generaciones lo descubren cada año.

carta robada poe

Fue escritor, poeta, crítico y periodista romántico estadounidense, nacido en Bostón, Estados Unidos, el 19 de enero de 1809. Reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del cual fue uno de los primeros practicantes en su país. Fue renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos de terror. Inventor del relato detectivesco, también escribió varias obras al género emergente de la ciencia ficción.

Sus padres murieron cuando era niño y fue recogido por un matrimonio adinerado de Virginia. Cursó en la Universidad de Virginia y después se enroló en el ejército. La relación con sus padres adoptivos se rompió en esa época, debido a continuos desacuerdos con su padrastro, que no se bancó su descontrol y termino desheredándolo.

poe, dagerrotipo

POE y la poesía

Respecto a los géneros, Poe sostuvo que la máxima expresión literaria es la poesía, y a ella dedicó sus mayores esfuerzos. Sus poemas no fueron bien recibidos entre la crítica estadounidense, que los juzgó excesivamente artificiosos, pero, a partir de los estudios de Mallarmé, los europeos vieron en Poe a un modélico precursor del simbolismo.

La moda byroniana dejó su impronta en un libro primerizo que publicó con sólo dieciocho años, Tamerlán y otros poemas (1827). En su segunda obra, Al Aaraaf (1829), el poeta celebra una etérea forma de belleza, preludio de la pura “idealidad” a la que aspirará en algunos poemas posteriores. En su tercer libro, Poemas (1831), reunió correcciones de poemas de los dos primeros volúmenes, y agregó seis más. En ellas llegó a la madurez y encontró una voz auténtica, aunque se pueda discernir en ella el eco de Coleridge; su evocación de un mundo ideal y visionario quedaba realzada por el ritmo hipnótico de los versos y la fuerza turbadora de las imágenes.

Su último libro, El cuervo y otros poemas (1845), es la expresión de su pesimismo y de su anhelo de una belleza ajena a este mundo. Algunas de las composiciones de Poe, desgajadas de los poemarios de que forman parte, alcanzaron una notable popularidad. Es justamente célebre su extenso poema El cuervo (The Raven, 1845), donde su dominio del ritmo y la sonoridad del verso alcanzan el máximo nivel. Manifiestan idéntico virtuosismo Las campanas (The Bells, 1849), cuyo resonar, que acompaña las diversas etapas de la vida humana desde la infancia hasta la muerte, se evoca con reiteraciones rimadas y aliteraciones; Ulalume (1847), un recorrido de la tristeza a la ilusión que cae de nuevo en la desesperanza; y Annabel Lee (1849), exaltación de un inocente amor infantil que ni la muerte puede truncar.

POE en su salsa

Si bien su carrera literaria se inició con su libro de poemas, Tamerlane and Other Poems (1827); viendo una salida económica más viable dirigió sus esfuerzos a la prosa, escribiendo relatos y crítica literaria para algunos periódicos de la época; el cuento corto fue su especialidad ya que le daba más posibilidad en espacios limitado, o sea la capacidad de contar y trasmitir una fuerte sensación en ocas palabras; y así modificó el genero, y de destacó por crear un estilo propio macabro y gótico.

Vida y muerte

Debido a su trabajo, vivió en varias ciudades: Baltimore, Filadelfia y Nueva York. En Baltimore, en 1835, contrajo matrimonio con su prima Virginia Clemm, que tenía trece años de edad. En enero de 1845, publicó un poema que le haría célebre: “El cuervo”. Su mujer murió de tuberculosis dos años más tarde. El gran sueño del escritor, editar su propio periódico (que iba a llamarse The Stylus), nunca se cumplió.

Su cuerpo físico nos dejó el 7 de octubre de 1849, en la ciudad de Baltimore, cuando contaba apenas cuarenta años de edad. La causa exacta de su muerte nunca fue aclarada. Se atribuyó al alcohol, a congestión cerebral, cólera, drogas, fallo cardíaco, rabia, suicidio, tuberculosis y otras causas.

 

Continuar leyendo

Penguin clásicos TRADUCCIÓN Y TRADICIÓN

Escuela de traductores de Toledo siglo XIII
Escuela de traductores de Toledo siglo XIII

Desde las jarchas, las glosas y los cantares de gesta, la literatura en español ha convivido íntimamente con otros textos. Transcribiendo y ampliando, versionando y transmitiendo. Podríamos afirmar, por lo tanto, que traducción y tradición van de la mano: la una no precede a la otra, quizá no se podría entender a la una sin la otra. Con el sello Penguin Clásicos retomamos una historia editorial casi centenaria en nuestra lengua y que se acopla asimismo con una sólida rama anglosajona. Bajo un mismo paraguas y en ediciones inmejorables, el nuevo sello une grandes clásicos universales e hispánicos. Cuatro mil años de literatura, o quizá mejor, los mejores libros jamás escritos.

 

 

Clásicos globales ocho décadas publicando grandes libros en todos los continentes El propósito de Penguin Clásicos es ofrecer a los lectores un catálogo profundo y vivo, en constante crecimiento, que beba de todas las fuentes conocidas y por descubrir. Por una parte, seguiremos cuidando de un fondo formidable, herencia de décadas de buena labor editorial: desde los años heroicos de Aguilar hasta las ediciones más selectas de Lumen, desde los formidables proyectos de Josep Janés hasta las traducciones modernas de Grandes Clásicos Mondadori, pasando por célebres colecciones apadrinadas por Jaime Salinas o Julio Ollero.

 

Nuestras ediciones

Por otra parte, pretendemos ensanchar ese legado con nuevas traducciones y ediciones, gracias a la colaboración de destacados especialistas del ámbito cultural y académico. Los lanzamientos de 2015 y 2016, además de contar con tres decenas de novedades, prevén que pasen al sello naciente los títulos de la colección Clásica de Debolsillo, los cuales incorporarán nuevas introducciones y apéndices, provenientes en gran parte de las ediciones originales de Penguin Classics.

Nuestras ediciones 2

Disponemos de un enorme catalogo que involucra todas las tradiciones literarias, en todas sus épocas: las mayores obras de la Antigüedad (oriental, semítica, grecolatina, precolombina), los monumentos de la Edad Media, las piedras fundacionales del Renacimiento y la Era de los Descubrimientos, las firmas notables de la Ilustración y el Romanticismo, hasta llegar a las inmediaciones del siglo XX.

Continuar leyendo

Mujercitas, el manuscrito original

Mujercitas Penguin Lumen CollageLes contamos que las dos nuevas ediciones de Mujercitas, tanto la de Penguin Clásicos como la ilustrada de Lumen son los manuscritos originales escrito por Louisa May Alcott en 1868, incluye alegatos feministas, diarios íntimos y el periódico del Club Pickwick, una sociedad secreta donde las chicas March se vestían de varones y hacían obras de teatro clandestinas para sus padres.

A continuación reproducimos parte de la nota que escribió Laura Ramos para el suplemento cultural de Clarín sobre estas ediciones sin censura:

La edición edulcorada y adaptada por los editores en 1880, antes de la muerte de su autora, fue la que se tradujo en todo el mundo y marcó a varias generaciones de mujeres durante más de un siglo. Los pasajes omitidos incluían, entre otras cosas, el diario de Jo de Nueva York y algunos detalles picantes. Jo March, una chica desgarbada de quince años, rebelde, independiente y resuelta, que vende su magnífico pelo (“su única belleza”) para ayudar a la familia, es uno de los personajes femeninos de la literatura que despertó más identificación y pasión. Su rechazo a las tareas domésticas en favor del trabajo y la independencia de las mujeres inspiró a millones de lectoras. El diario íntimo de la edición completa relata con mordacidad las entrevistas de Jo con los editores de Nueva York, trata a las jovencitas de clase alta de “estúpidas” y detalla sus trabajos como institutriz, dama de compañía y escritora de folletines de misterio, considerados “una basura”, que sin embargo pagan un viaje de su hermana Beth a la montaña. Aunque los “mequetrefes” de la sociedad la acusan de “no tener estilo”, Jo va a un baile de disfraces vestida con encajes, plumas y una máscara, baila y se comporta tan “alocadamente” que un joven llega a creer que es actriz. Otras páginas omitidas describen los problemas de Meg cuando su esposo, el inmaculado John Brook de la edición mutilada, se siente atraído por su vecina, la “joven alegre y bonita” señora Scott.

Unas páginas burlescas sobre las tertulias intelectuales neoyorkinas pasaron también por las tijeras: “El famoso teólogo coqueteaba abiertamente con la madame de Stäel de la época… Los científicos habían hecho a un lado los moluscos y los períodos glaciares y murmuraban sobre arte mientras devoraban ostras y helados con gran dedicación. El joven músico, que había hechizado a la ciudad entera como un segundo Orfeo, hablaba sobre caballos…” Cuando la editorial de Boston Roberts Brothers pidió a Louisa que escribiera un “libro de chicas”, ella respondió que no podría hacerlo, aduciendo que nunca le habían gustado las chicas y que sólo estaba cómoda en el mundo de juegos y diversiones de los varones.

Ella tenía treinta y cinco años y cultivaba el género satírico y los thrillers sensacionalistas: en vez del libro de preceptos morales que le pidieron, escribió en diez semanas un libro autobiográfico que relata la vida de Jo March, la protagonista con apodo varonil, y sus tres hermanas, Meg, Beth y Amy.

Increíblemente, la novela fue un éxito. Sólo en la primera semana se agotaron los dos mil ejemplares impresos. De inmediato, la editorial le encargó una segunda parte. “No me gustan las secuelas y no creo que tenga tanto éxito como la primera”, contestó Louisa. “Pero los editores son perversos y no dejan que los autores se salgan con la suya. Así que mis mujercitas deben crecer y casarse en un estilo muy estúpido”.

Puesta a escribir la segunda parte, se resistió a casar a Jo “para complacer a nadie” (las lectoras le escribían rogándole que Jo se casara con su amigo Laurie). En la versión original ella le había adjudicado rasgos femeninos, tenía la misma altura que Jo y un estilo tan “afrancesado” que en el colegio le decían Dora. Louisa quería que Jo permaneciera soltera, pero la presión editorial y la de sus lectoras la hizo sacar de la manga a un profesor Baher rechoncho y muy poco creíble como héroe romántico.

Pese a sus resistencias “Aquellas Mujercitas”, editada en 1869, vendió trece mil ejemplares y permitió a Louise dejar la costura y las clases particulares y dedicarse sólo a escribir. Pero el éxito la dejó atrapada con los contratos: “Cuando los editores se aferran una vez de un cuerpo lo hacen trabajar como un `negro mulato esclavo”. Así llegaron Hombrecitos, Una niña anticuada y otras novelas sentimentales. La muchacha que había confesado en sus diarios llevar “un espíritu de muchacho bajo mi delantal de costura”, pudo cumplir con sus propósitos de no casarse nunca, sostener económicamente a toda la familia y escribir artículos sobre la dicha y la alegría de la vida de soltera: “La libertad es el mejor marido”.

nota completa en Feministas y rebeldes, por Laura Ramos

Continuar leyendo

Shakespeare , la historia sin fin

Ayer, 23 de abril,  se cumplieron 400 años de la muerte de William Shakespeare, quien, se cree, murió en Stratford Upon Avon a los 52 años. Es considerado unánimemente como el escritor más importante de la literatura universal.

El día 23 de abril fue elegido como «Día Internacional del Libro», pues supuestamente coincide también con el fallecimiento de Miguel de Cervantes y el Inca Garcilaso de la Vega en la misma fecha en el año 1616.

En la actualidad, la Unesco ha determinado celebrar en esta fecha el Día Internacional del Libro, es una conmemoración a nivel mundial con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor.

Si bien hay muchos mitos alrededor de su figura real, sobre el personaje, la supuesta rivalidad y rumores de plagio con Marlowe, su extraña muerte. Incluso la idea de que Shakespeare no era un hombre sino un equipo de escritores. Lo cierto es que su obra atraviesa el tiempo y da cuenta de la estructura humana como si fueran los huesos. Las leyendas se construyen y crecen y acá estamos a 400 años de genialidad, publicando su biblioteca completa.

En 5 tomos De Bolsillo tenemos publicada su obra completa, reunidas por criterio de género: comedias, tragedias, dramas históricos, romances y poesía. En este link tenes más info: http://bit.ly/1VMt6Bm

Sin embargo, si hay un campo en el que Shakespeare realizó grandes y trascendentales logros fue en el teatro. Shakespeare es el responsable principal del florecimiento del teatro isabelino, uno de los mascarones de proa de la incipiente hegemonía mundial de Inglaterra.

También estamos publicando bajo el sello Penguin Clasicos, lo mejor del teatro isabelino
También estamos publicando bajo el sello Penguin Clasicos, lo mejor del teatro isabelino

 

Continuar leyendo