Ray Loriga visita la Argentina

loriga muac

 

Ray Loriga (Madrid, 1967), novelista, guionista y director de cine, es autor de las novelas Lo peor de todo (1992), Héroes (1993), Caídos del cielo (1995), Tokio ya no nos quiere (1999), Trífero (2000 y 2014), El hombre que inventó Manhattan (2004), Ya sólo habla de amor (2008), Sombrero y Mississippi(2010), El bebedor de lágrimas (2011) y Za Za, emperador de Ibiza (2014), y de los libros de relatos Días extraños (1994), Días aún más extraños (2007) y Los oficiales y El destino de Cordelia (2009). Su obra literaria, traducida a catorce idiomas, es una de las mejor valoradas por la crítica nacional e internacional. Como guionista de cine ha colaborado, entre otros, con Pedro Almodóvar y Carlos Saura. Ha dirigido las películas La pistola de mi hermano, adaptación de su novela Caídos del cielo, y Teresa, el cuerpo de Cristo. Ha colaborado en publicaciones como Ajoblanco, El Europeo y El País.

Identificado con el realismo sucio español, admira a novelistas como William Burroughs o Jack Kerouac. Obtuvo el Premio Alfaguara de Novela 2017 por Rendición. El jurado dijo “Una fábula luminosa sobre el destierro, la pérdida, la paternidad y los afectos”.

 

Sobre Rendición:

¿Quiénes somos cuando nos cambian las circunstancias?

rendicion

La guerra dura ya una década y nadie sabe a ciencia cierta cómo transcurre, qué bando fue el agresor y cuál el agredido. En la comarca, la vida ha continuado entre el temor a la delación y la añoranza de los que fueron al frente. Cuando llega el momento de evacuar la zona por seguridad, él emprende camino junto a su mujer y al niño Julio, que ayuda a amortiguar el dolor por la ausencia de los hijos soldados.

Un futuro protegido parece aguardarles en la ciudad transparente, donde todo es de dominio público y extrañamente alegre. Allí los recuerdos desaparecen; no existe intimidad, ni siquiera se puede sentir miedo. Hasta el momento en que la conciencia despierta y se impone asumir las consecuencias.

«Una historia kafkiana y orwelliana sobre la autoridad y la manipulación colectiva, una parábola de nuestras sociedades expuestas a la mirada y al juicio de todos. A través de una voz humilde y reflexiva con inesperados golpes de humor, el autor construye una fábula luminosa sobre el destierro, la pérdida, la paternidad y los afectos.»

Del acta del jurado del XX Premio Alfaguara de novela, presidido por Elena Poniatowska y compuesto por Eva Cosculluela, Juan Cruz, Marcos Giralt Torrente, Andrés Neuman, Santiago Roncagliolo, Samanta Schweblin y Pilar Reyes.

 

Continuar leyendo

David Grossman ganó el Booker Prize International

David Grossman

Entre los nominados estaba la escritora argentina Samanta Schweblin por su nouvelle Fever Dream (Distancia de rescate).

Pero finalmente el prestigioso premio Booker Prize International 2017 quedó en manos del israelí David Grossman por A horse walks into a bar (Gran cabaret, en su edición en español).

Sin embargo, el hecho de haber llegado a esta clase de instancias da una muestra precisa de la potencia narrativa que tiene esta escritora de apenas 39 años.

gran cabaret Gran cabaret es protagonizado por un artista de stand up, un hombre de mediana edad, hijo de una sobreviviente del Holocausto y de un padre que se gana la vida como puede. Subido a ese miserable escenario puede convertir un antro en un gran cabaret: el cabaret de la vida.

Alcanza con ver la nómina de los finalistas para darse una idea de la importancia de este premio: además de Grossman y Schweblin, estaban el israelí Amoz Oz, 78 años, siempre candidato al Nobel; el francés Mathias Enard, 45 años, que recibió el premio Goncourt por La brújula, el libro que aquí estaba candidateado; y los escandinavos Roy Jacobsen (Noruega; 62 años) y Dorthe Nors (Dinamarca; 47 años).

El Booker International premia a la literatura extranjera traducida al inglés, por esta razón Grossman y su traductora recibirán 64.000 libras, que deberán dividirse en partes iguales.

Continuar leyendo

A propósito de Natalia Ginzburg

Natalia Ginzburg

Esta vez, nuestra querida amiga y librera Gretel Bohoslavsky, de Galerna libros, entra y husmea en el universo de Natalia Ginzburg, la recién recuperada escritora italiana para el lector argentino. 

Como librera es una alegría poder colocar en mesa de novedades, vidriera y recomendar los libros de una escritora como Natalia Ginzburg que hacía mucho tiempo faltaban en las librerías de nuestro país.

Los últimos dos títulos que han aparecido son A propósito de las mujeres y La ciudad y la casa; el primero, un volumen de relatos, algunos inéditos hasta el año pasado, presentados por un artículo de la autora que da título al libro y el segundo, y último de su autoría, es una novela epistolar publicada en 1984.

Tal vez ninguno de ellos se cuente entre los más destacados pero ambos gozan de un tono experimental y de libertades que los acercan. El contexto político es difuso, el fascismo, la guerra y posguerra que son el núcleo de Todos nuestros ayeres (1952), quizás considerada su mejor novela, no forman parte de estos relatos; sus escenarios son los hogares, el espacio íntimo y familiar, los vínculos y sus tensiones; la opresión del campo y la agitación de la vida en Roma.

La ciudad y la casa

Entre la confesión y la anécdota la historia se teje a partir de las cartas que se envían Giuseppe y Lucrezia y otros personajes, amigos, familiares y amantes, que avanzan a duras penas, dudan y se interrogan. Giuseppe se marcha a vivir con su hermano a Estados Unidos cambiando así una ciudad y una casa por otra. Desde la primera carta la escritura es profundamente íntima, está contento de irse y al mismo tiempo siente pena por marcharse. “Llega un momento en que todo aquello en lo que posamos la mirada por primera vez nos resulta ajeno. Lo miramos como turistas, con interés, pero con frialdad. Pertenece a los demás”, así escribe pensando en su partida; con los años se ha vuelto solitario pero reconoce que “siempre hay algún motivo para sufrir”.

Lucrezia harta de su casa en el campo quiere mudarse a la ciudad. Es enamoradiza, fuerte, liberal y mantiene relaciones abiertas. Se casó con el hombre que le gustaba a su madre porque “todo lo que a ella le gustaba se teñía de un bonito color”. Le reprocha a su amigo Giuseppe la falta de apoyo y de atención que le brinda a su hijo Alberico, quien también ha decidido tomar distancia de él.

El título hace referencia al espacio de lo privado y lo público, la ciudad como destino para las esperanzas juveniles y la casa como ámbito de las frustraciones adultas. Cada personaje funciona como la parte de un todo, la escritura casi hablada expresa tanto lo que se dice como lo que se calla con la intención de iluminar las emociones y peligros de una vida.

Las cartas no develan los años en que fueron escritas pero, y tal vez por ello, forman un trayecto que asombra y conmueve al lector y que parece confirmar que “somos un grupo de chiquillos que necesita protección”.

En A propósito de las mujeres Ginzburg nos cuenta que releyendo un texto suyo, escrito después de la Liberación, le resultó “tontorrón; muy rebuscado, con hermosas frases muy estudiadas y bien construidas” pero que ya no quería escribir así. Lo que busca es allanar, depurar el estilo y adentrarse en lo cotidiano, darles voz a personajes que hablan una lengua coloquial y expresar la angustia, miedos y deseos de una forma sencilla y directa. Esto sería finalmente la búsqueda de lo verdadero, un trabajo de profunda introspección y honestidad. Mantiene un gusto por el detalle y por seguir el camino que sus personajes van delineando a ciegas. Así consigue expresar un sentimiento común a todas las mujeres, “el peligro continuo de caer en un gran pozo”.

Los ocho cuentos funcionan como tragedias que dialogan entre sí; un matrimonio concertado por cuestiones económicas, niños que son testigos de una traición, hermanos que sienten temor por el rechazo, una niña que se enamora del novio de su hermana, mujeres que idealizan para sentirse a salvo, un médico rural que se casa para liberarse de una amante por quien siente una pasión que lo esclaviza, hijos que sienten vergüenza y miedo de su madre, muchachas que piensan muy pronto en casarse y hombres que no saben lo que quieren.

A propósito de las mujeres

Las historias sacuden e interpelan al lector, son al mismo tiempo espacios abiertos y cerrados de una profunda desgarradura. Y citando a Marguerite Duras “cuando un sentimiento es grande no se presta a que su espectador lo juzgue adecuado, decoroso o no.”

Sobre la autora

Se cumplieron 100 años de su nacimiento y Lumen la homenajea con la reedición de su obra. Las ediciones cuentan con prólogo a cargo de la escritora española Elena Medel y portadas a cargo del arquitecto y pintor Oscar Tusquets.

Natalia Levi (Palermo 1926-Roma 1991), quien luego de casarse con el profesor e intelectual Leone Ginzburg adoptaría su apellido, es una de las escritoras más destacadas del neorrealismo italiano. Trabajó en la editorial Einaudi fundada por Giulio Einaudi y supo destacarse en un ámbito dominado por figuras masculinas de la talla de Cesare Pavese, Italo Calvino, Pier Paolo Pasolini y Alberto Moravia, entre otros.

muchas gracias por tu reseña Gretel Bohoslavsky

Continuar leyendo

Murió Juan Goytisolo, figura cumbre de la literatura española

Considerado como uno de los escritores españoles más importantes del siglo XX, murió a los 86 años en la ciudad marroquí de Marrakech, donde residía

juan goytosolo

El escritor Juan Goytosolo, premio Cervantes en 2014 y una de las figuras centrales de la literatura española del siglo XX, murió hoy a los 86 años en Marrakech, la ciudad marroquí donde residía desde hace varios años.
Goytisolo fue uno de los escritores contemporáneos con más tradición narrativa de las letras españolas, uno de los más críticos y gran interlocutor entre la cultura europea e islámica.
Fuentes del Consulado Español en Casablanca, del que depende la demarcación de Marrakech, señalaron a la agencia española Efe que la muerte ocurrió “por causas naturales” en la casa del escritor, que se encontraba muy débil y con numerosos achaques.

Heterodoxo y polémico, el novelista nacido en 1931 en Barcelona estaba considerado el mejor representante de la Generación de los 50, conformada por hijos de la Guerra Civil española (1936-1939) que unieron sus reivindicaciones sociales a la preocupación por el lenguaje y la reflexión filosófica. Era hermano del poeta José Agustín Goytisolo (1928-1999), y del escritor y académico Luis Goytisolo (1935). Estudió Derecho en la Universidad de Barcelona y tras la publicación de sus dos primeras novelas, vivió exiliado en París, entre 1956 y 1969.
En la capital francesa fue asesor literario de la prestigiosa editorial Gallimard y conoció a la que después sería su esposa, Monique Lange, novelista y guionista francesa, con la que se casaría en 1978 y tras su muerte, en 1996, fijó su residencia en Marrakech.

Tras su exilio parisino, Goytisolo vivió en EEUU, donde fue, entre 1969 y 1975, profesor de Literatura en las universidades de California, Boston y Nueva York. Su obra abarca diferentes géneros, la narrativa, el reportaje, el ensayo, la literatura de viajes, el cuento y hasta las memorias. Además, colaboró durante décadas en el diario español El País, para el que fue corresponsal de guerra en Chechenia y Bosnia. Sus dos primeras novelas, “Juegos de manos” y “Duelo en el paraíso” se enmarcan dentro las tendencias del realismo social que caracterizó los años cincuenta.
Entre 2005 y 2008 se publicaron sus obras completas, divididas en cinco volúmenes: “Novelas y ensayo 1954 – 1959”; “Narrativa y relatos de viaje”; “Novelas de 1966 a 1982”; “Novelas de 1988 a 2003”, y “Autobiografía y viajes al mundo islámico”. Además del Premio Cervantes, ganó el Premio Nacional de las Letras Españolas 2008, el Premio de Literatura Latinoamericana Juan Rulfo (2004), entre otros.

Continuar leyendo

Javier Cercas: bajo la sombra del franquismo

Más de quince años después de la publicación de Soldados de Salamina, Javier Cercas regresa a la Guerra Civil con una novela más íntima y personal, que indaga en el pasado más incómodo de su familia. El monarca de las sombras, publicado en abril, bajo el sello LITERATURA RANDOM HOUSE. Acá reproducimos una nota que el diario El Día de La Plata le realiza a Javier Cercas.

cercas

Mientras avanza en su afición por deconstruir los límites entre lo real y lo ficticio intercalándose a sí mismo con una narración de sustrato documental, el escritor español Javier Cercas se anima a recomponer el pasado más incómodo de su historia familiar en “El monarca de las sombras”.

La persistencia de la Guerra Civil en la literatura española es el equivalente de lo que la dictadura militar representa en las letras argentinas: ese lugar incómodo y doloroso al que los narradores vuelven una y otra vez como un detective que revisa frenéticamente la escena del crimen que antes han escudriñado otros, con igual obsesión por dar con el indicio revelador que ayude a dilucidar los móviles y, en especial, las condiciones que lo hicieron posible.

En el caso de Cercas, no solo se trata de volver a la escena del “crimen” -que ya exploró en su novela “Soldados de Salamina”, acaso un contrapunto inevitable de este nuevo texto- sino de avanzar en las interpelaciones de su trabajo anterior, “El impostor”, que a partir de la historia real de un hombre que durante 30 años se hizo pasar por sobreviviente de un campo de exterminio nazi revelaba los grados de complicidad por los cuales la sociedad española consintió una mentira semejante durante tanto tiempo.

cercas monarca de las sombras Hace más de tres décadas que el escritor venía haciéndose el distraído con la historia que constituye el centro de su nueva indagación literaria. Por el temor de descubrir acaso una verdad más atroz que la ya vergonzante adhesión de sus parientes al bando falangista que ungió en el poder a Francisco Franco, siempre había eludido contar la saga del tío favorito de su madre, Manuel Mena, un chico que a los 17 años se alistó en el ejército y dos años después murió combatiendo en la batalla del Ebro.

“El monarca en las sombras” surge de una intersección histórica y ficcional que recorre la corta vida del joven Mena mientras explora las propias cavilaciones de Cercas a medida que se adentra en la investigación y confluye en un impactante epílogo donde el narrador se debate sobre si decirle a su madre que el héroe oficial de la estirpe familiar no murió por la patria ni por salvar a la familia, sino “por culpa de una panda de hijos de puta que envenenaban el cerebro de los niños y los mandaban al matadero”.

“Tenía miedo por lo que podía descubrir. Mi familia mandaba en el pueblo y por esa época pasaron cosas horribles -dice Cercas-. Paradójicamente, lo que encontré es menos terrible de lo que esperaba. Al final resultó que mi familia estuvo muchísimo menos implicada en el franquismo de lo que yo creía”.

Fuente: http://www.eldia.com/nota/2017-5-7-8-34-59-javier-cercas-bajo-la-sombra-del-franquismo-septimo-dia

Continuar leyendo