Manual para mujeres de la limpieza

Tras años de injusto olvido, te invitamos a que descubras una joya de Alfaguara: Lucia Berlin y su libro de cuentos “Manual para mujeres de la limpieza”, el secreto mejor guardado de la literatura estadounidense, una auténtica revolución literaria.

 

Con su inigualable toque de humor y melancolía, Berlin se hace eco de su vida, asombrosa y convulsa, para crear verdaderos milagros literarios con episodios del día a día. Las mujeres de sus relatos están desorientadas, pero al mismo tiempo son fuertes, inteligentes y, sobre todo, extraordinariamente reales. Ríen, lloran, aman, beben: sobreviven.

La crítica ha dicho…

«Su prosa desciende de Proust y de Chéjov. Siempre me he preguntado por qué el mundo ha tardado tanto en descubrir a Lucia Berlin.» Elizabeth Geoghegan, The Paris Review

«¿Cómo una autora así pudo pasar desapercibida? Quienes adoren a Grace Paley y Lorrie Moore no podrán resistirse al talento de Berlin.» Marion Wink, Newsday

«Algunos escritores de relatos como Munro, Trevor o Chéjov se ponen a tu lado, te dan un suave golpe en el hombro y te dicen: “Ven, siéntate, escucha lo que tengo que decir”. Lucia Berlin da vueltas a tu alrededor, te tira al suelo y pone tu cara sobre el barro.» Ruth Franklin, The New York Times Book Review

«Tras una vida en la oscuridad, ahora se la reverencia como a un genio literario.» Brigit Katz, The New York Times

«Este volumen debería bastar para colocarla a la altura de Jean Rhys o Raymond Carver.» John Self, The Independent

«Recién aparecido en EE.UU., ya ha arrasado en los suplementos literarios y tiene todos los puntos para convertirse en un libro de culto.» Sergio Vila-Sanjuán, La Vanguardia

¿Quién es Lucía Berlin?

Cuando, cerrado el siglo XX, parecía cerrada también la lista de los grandes cuentistas norteamericanos del siglo: Scott Fitzgerald, Ernest Hemingway, Truman Capote, Paul Bowles, Raymond Carver, Alice Munro, Lydia Davis? he aquí que aparece un nombre nuevo, con una obra escasa ?setenta y siete cuentos en total? pero que deslumbra a todos y conquista sin disputa un lugar entre los grandes. Se trata de Lucia Berlin, fallecida en el 2004, y de quien, hasta entonces, casi nadie había oído hablar. Cierto, había publicado algunas cosas en vida: sus primeros cuentos datan de los años sesenta, cuando Lucia, nacida en Alaska en 1936, rondaba la treintena; algunos vieron la luz en revistas, su primer libro ( Angels Laundromat) data de 1981, y publicó otros cinco hasta su muerte, siempre en pequeñas editoriales. Pero sólo el año pasado, concretamente en agosto del 2015, ?uno de los secretos mejor guardados de América? (en palabras de un crítico) salió a la luz. Pues uno de los sellos más poderosos de EE.UU., Farrar Straus and Giroux, publicó Manual para mujeres de la limpieza / Manual per a dones de fer feines, una selección de sus mejores cuentos (que llega a España en castellano de la mano de Alfaguara, en una excelente traducción de Eugenia Vázquez Nacarino y en catalán por L’Altra Editorial, con traducción de Albert Torrescasana, en librerías el día 16).

Para sorpresa de propios y extraños el libro se situó nada más salir en el segundo puesto de la lista de los más vendidos del The New York Times. En pocas semanas había vendido más de lo que vendieron, a lo largo de treinta años, todos sus libros anteriores juntos; y aunque, por no estar viva su autora o por tratarse de obra publicada con anterioridad, no pudo recibir ninguno de los grandes premios, sí fue incluido en la lista de los mejores libros del año de las principales revistas y suplementos literarios del país. Pero ¿quién fue Lucia Berlin?

Muchas cosas. Y esa es una de las claves que explica la riqueza, la variedad de sus cuentos. Lucia era hija de un ingeniero de minas y de una mujer fría, racista y alcohólica (así la describe en muchos de sus relatos). Pasó su infancia de ciudad minera en ciudad minera en Idaho, Montana y Arizona. Luego, su padre se fue a la guerra y Lucia, su madre y su hermana se quedaron en El Paso (Texas), donde Lucia asistió, becada, a un colegio de monjas, en el que era la única protestante; además, como su madre prefería la botella a sus hijas, Lucia vivía prácticamente con la familia siria de al lado (lo narra en el cuento Silencio). Tuvo, como puede verse, muchas oportunidades para observar las diferencias culturales por religión u origen social o geográfico, e incluso para imaginar qué habría sido su vida en otra comunidad, por ejemplo, si su familia hubiera muerto en un terremoto y ella se hubiera quedado a vivir con los amigos sirios ( Volver al hogar).

berlin

Con la adolescencia vino una nueva mudanza, a Santiago de Chile, y con ella, una metamorfosis: de niña estadounidense de clase media sin más, Lucia se encontró convertida en una señorita de la clase alta chilena, alumna de un exclusivo colegio privado, que dividía su tiempo, los fines de semana, entre las fiestas de la alta sociedad, con baile y cenas de seis platos, y visitas a los vertederos y chabolas en compañía de una profesora norteamericana, medio misionera, medio revolucionaria (el cuento en el que lo narra, Buenos y malos, es magistral, y el personaje de la profesora, inolvidable). Estudió después ?quería ser escritora, o periodista? en la Universidad de California, donde entre otros, tuvo como profesor a Ramón J. Sender.

Varios traslados (?debo llevar unas doscientas mudanzas a cuestas?, dice en uno de los cuentos), bodas, divorcios e hijos después, encontramos a Lucia en Nueva York, viviendo, por falta de recursos económicos, en un edificio de oficinas, donde se apaga la calefacción de noche: era todo supuestamente alegre, despreocupado y liberal, con mucho jazz, nomadismo, sexo y copas (el tipo de vida retratado por Kerouac o Ginsberg). Pero Lucia y sus dos hijos tenían que dormir vestidos con ropa de esquí. El padre, como tantos en esa época de una libertad sexual recién estrenada cuyas consecuencias, sin embargo, pagaban ellas más que ellos, había hecho mutis por el foro.

A los treinta y dos años, Lucia Berlin tenía en su haber tres matrimonios deshechos, cuatro hijos a su cargo y un alcoholismo con el que lucharía toda la vida? Eso sin contar con problemas de salud graves y crónicos: doble escoliosis, que la había obligado a llevar un corsé ortopédico durante años, problemas respiratorios? Lo que no tenía era una profesión, ni ingresos regulares. De modo que tuvo que ponerse a trabajar en lo que pudo: recepcionista en la consulta de un ginecólogo, ayudante de enfermería en la sala de urgencias de un hospital, e incluso mujer de la limpieza (aunque le costaba encontrar empleo porque las señoras, explica, desconfían de las candidatas ?instruidas?). Todo ello y más (su paso por centros de desintoxicación, sus frecuentes visitas a México, donde vivía su hermana?) lo refleja en sus relatos, cuyo valor radica en esa amplia gama de experiencias, muchas de ellas raramente abordadas en literatura ?pocas escritoras o escritores han trabajado atendiendo a enfermos terminales o limpiando casas?, pero sobre todo en la voz de la autora. Una voz, como señala Lydia Davis en su prólogo, irresistiblemente cálida, cercana, hecha de espíritu de observación, empatía, alegría de vivir, humor: ?No me importa contarle a la gente cosas terribles si puedo hacerlas divertidas?, apunta ella misma. Sus modelos eran Chéjov, por la humanidad, Katherine Mansfield, por la capacidad de encontrar belleza hasta en lo más vulgar, Paul Bowles, por su agudeza en percibir y entender las diferencias culturales?

Hacia el final de su vida, Berlin obtuvo cierto reconocimiento como escritora. La Universidad de Colorado la invitó a dar clases de creación literaria en Boulder. No fue una gran solución económica (vivía en una caravana), pero le dio la oportunidad de añadir una pieza más, muy distinta a las otras, al puzle de sus experiencias vitales: ?Este debe ser el pueblo más sano de todo el país. En las fiestas universitarias o en los partidos de fútbol no se bebe. Nadie fuma, ni come carne roja o dónuts bañados de azúcar. Puedes ir solo por la calle de noche, salir de casa sin cerrar las puertas con llave. Aquí no hay bandas y no hay racismo. Tampoco hay muchas razas, de hecho? (

Lucia Berlin se trasladó, finalmente, a un garaje acondicionado como vivienda junta a la casa de su hijo, en Los Ángeles. Murió el día en que cumplía 68 años. Con un libro en la mano, y sin sospechar que la edición póstuma de su obra iba a traerle, por fin, la consagración que merece.

Vía La Vanguardia

Continuar leyendo

El motel del voyeur

El nuevo libro de Gay Talese, El motel del voyeur, editado bajo el sello ALFAGUARA, es un controvertido libro del «maestro del periodismo»: una historia increíble y real que abre un debate ético.

«Querido señor Talese: Durante mucho tiempo he querido contar esta historia, pero no tengo talento suficiente, y me da miedo que me descubran.»

 

2 talese

A principios de 1980, Gay Talese recibió una carta de un hombre de Colorado que lo hacía partícipe de un secreto sorprendente: había comprado un motel para dar rienda suelta a sus deseos de voyeur. En los conductos de ventilación instaló una “plataforma de observación” a través de la cual espiaba a sus clientes. Talese viajó entonces a Colorado, donde conoció a Gerald Foos y pudo comprobar con sus propios ojos la veracidad de la historia. Además, tuvo acceso a sus diarios: un registro de las costumbres sociales y sexuales de su país. Pero Foos había sido también testigo de un asesinato, y no lo había delatado. Tenía, pues, muchos motivos para permanecer en el anonimato, y Talese pensó que esta historia nunca vería la luz. Hoy, Foos está listo para hacerla pública y Talese puede darla a conocer.

Tras una sonora polémica en Estados Unidos, esta es la edición definitiva, revisada por el autor, de El motel del voyeur, una extraordinaria obra de periodismo narrativo.

 

La crítica ha dicho…

«Uno puede admirar este libro y al mismo tiempo desear arrancarse los ojos.»

The New York Times (“El caso de El motel del voyeur”)

 

gay talese

Sobre el autor: Gay Talese (Ocean City, 7 de febrero de 1932) es un periodista y escritor estadounidense. A principios de la década del sesenta escribió para el diario The New York Times y ayudó a definir (juntamente con Tom Wolfe) el periodismo literario o “reportaje de no ficción”, también conocido como “Nuevo Periodismo” . Sus más reconocidos artículos hablan acerca de Joe DiMaggio, Dean Martin y Frank Sinatra

De joven entró en el diario The New York Times contratado como “el chico de la fotocopiadora”. Después de una breve instancia en el ejército, volvió a entrar al The New York Times en 1956 donde le asignaron las páginas de deportes durante diez años. A partir de este momento siguió ejerciendo la profesión escribiendo columnas en The New Yorker, Time, y en las revistas Esquire y Harper’s Magazine. Su artículo sobre Frank Sinatra, “Frank Sinatra has a cold”, fue elegido el mejor artículo publicado de la historia de la revista Esquire.

Talese saltó a la fama en las páginas de The New York Times con la publicación de algunos reportajes singulares como “The Bridge” (1964),2 una historia en serie que cautivó a millones de lectores en la cual explicaba la vida diaria de los obreros que trabajaban construyendo los grandes puentes de Estados Unidos. También publicó otro libro lleno de pequeñas historias de gente al parecer sin historia: vigilantes nocturnos, porteros de hoteles, chóferes, transeúntes solitarios. Lo tituló “New York: A Serendipiter’s Journey” (1961).2 Estos dos libros, junto con otros reportajes sobre gente famosa fueron reunidos en la primera edición de Fama y oscuridad publicada en lengua española por la editorial Grijalbo.

Después vinieron, siguiendo este orden, “The Kingdom and the Power” (1969)2 y “Fame and Obscurity” (1970).2 En el primero, Gay Talese explica las intrigas secretas del diario The New York Times, revelando las historias y rivalidades del diario más influyente del mundo. En el segundo libro, a través de entrevistas explica la vida de personas famosas como Frank Sinatra, Joe DiMaggio, Joe Louis, Floyd Patterson, Frank Costello y Alden Whitman.

“Honor Thy Father” (1971)2 y “Thy Neighbor’s Wife” (1981)2 fueron los siguientes libros en publicarse. El primero trata sobre la historia de una familia de la mafia de New York y sobre su padre. Un año más tarde, la misma historia se volvió famosa en el resto del mundo con la llegada a los cines de El Padrino, la primera película de la serie que filmó Francis Ford Coppola sobre la mafia neoyorquina de origen italiano y su sangrienta saga. El segundo libro, el que trajo mucha polémica, trata sobre la infidelidad y el sida. Una reflexión pública sobre la sexualidad de los Estados Unidos de principios de los años cincuenta. Para escribir este libro, Talese estuvo durante varios meses en un centro nudista sexual de California.

En los años 90 escribió una de sus obras más importantes, “Unto the Sons”,2 la historia de millones de personas que inmigraron de Italia (cómo sus padres) en Nueva York. Y en 1995 publicó, junto con Barbara Lounsberry, “The Literature of Reality”,2 una antología de los mejores escritos de no ficción escritos en el último medio siglo.

Y por último, en estos últimos diez años ha publicado cuatro libros: “The Gay Talese Reader” (2003),2 “New York: 365 Days” (2006),2 “A Writer’s Life” (2006)2 y “The Silent Season of a Hero” (2010).2 El primero recoge los catorce artículos más famosos de Gay Talese publicados en diferentes revistas. En “New York: 365 Days” muestra una espectacular colección de fotografías de Nueva York, tanto antiguas como modernas, de los archivos del New York Times. En el libro “A Writer’s Life”, habla sobre su propia vida como escritor, sobre la naturaleza de la escritura en la vida de un hombre, y de la escritura misma. Por último, en el libro de “The Silent Season of a Hero”, hay una selección de las columnas y reportajes que Talese escribió a los diarios en su etapa estudiantil y adulta. También incluye piezas que nunca han sido publicadas.

 

Continuar leyendo

Vuelve la madrina del punk

HEADER-LIBROS-Y-LIBREROS-PATTI

Tenemos la enorme alegría de contarles que entre los libros de diciembre tenemos a la madrina del punk, la poeta de los bares y las cosas cotidianas, rock star, profunda escritora de toda una generación, artista sensible y gran compañera que vueleve al ruedo con M Train.

Si alguna vez leíste Eramos unos niños y te enamoró, vas a volver a sentir el calor de su voz única y luminosa.

Un singular y bellísimo libro de memorias de un icono y de una época, que puede leerse como el complemento perfecto a Éramos unos niños y Tejiendo sueños.

De la ganadora del National Book Award con Éramos unos niños llega ahora un conmovedor libro de memorias donde la gran artista muestra el lado más poético de su vida cotidiana.

Patti Smith vuelve a las cafeterías que ha frecuentado a lo largo de los años y que convirtió en lugares de creación, empezando por el café ‘Ino en el Greenwich Village de Nueva York. Su vida de poeta, dramaturga, cantante, artista y peregrina se revela aquí como si se tratara de un mapa de rutas.Gracias a una prosa que fluye sin contrastes de los sueños a la realidad, del pasado al presente, entramos en la Casa Azul de Frida Kahlo en México, visitamos las tumbas de Genet, Plath, Rimbaud o Mishima, somos testigos de su relación con Robert Mapplethorpe, y recordamos su matrimonio con el guitarrista Fred Sonic, la retirada de los escenarios para dedicarse a la familia, y su regreso triunfal al mundo de la música.

Si alguien soñó alguna vez con acompañar a esta gran mujer en sus viajes, ha llegado la hora de subirse a M Train: la experiencia merece la pena.

«Cuando empecé no tenía ningún argumento. Quería escribir libre de cualquier trama o responsabilidad. Sólo quería que la obra se desplegara». Patti Smith a Francesc Peirón para La Vanguardia

«El relato de Smith alcanza su máxima ternura cuando habla de los años con su familia en Detroit y de la muerte de su marido. Tras el nacimiento de su primer hijo, ella se sumergió en la literatura japonesa».El Cultural (El Mundo)

«Patti Smith nos ha honrado con una poética obra maestra, una espléndida invitación a abrir un cofre de tesoros que hasta ahora permanecía cerrado.»Johnny Depp

Continuar leyendo

El fin del sueño americano: Ewan McGregor adapta a Philip Roth

Pastoral americana (American Pastoral), la novela de Philip Roth de 1997 con la que ganó el Premio Pullitzer, será llevada al cine por el actor Ewan McGregor, en lo que será su debut como director. Con guión de John Romano, American Pastoral (acá se llamará El fin del

sueño americano 2

Una niña que tartamudea sin motivo aparente. Esa es la brecha por la que se resquebraja todo un sistema de valores en Pastoral americana, la fascinante novela de Philip Roth. Uno de esos libros ‘inadaptables’ que, sin embargo, Ewan McGregor ha elegido para debutar en la dirección.

Antes de siquiera pensar en dirigir, McGregor fue elegido para interpretar al ‘Sueco’ Levov, protagonista de la historia, y estuvo tres años esperando que el proyecto cristalizase. Pero como nunca ocurrió, decidió que era el momento para cumplir su deseo de saltar a la dirección.

McGregor tenía ya interiorizado un personaje que simboliza la aspiración de una época: un joven humilde, atractivo, carismático, deportista, casado con una reina de la belleza (interpretada por Jennifer Connelly) y heredero de una pequeña pero próspera fábrica de guantes.

Pastoral americana explora el sueño americano tras la II Guerra Mundial. La esperanza de los 50 se interrumpe en los 60. Por Vietnam y la esperanza en la revolución de la nueva generación”, explica.

Merry, la hija de los Levov, (Dakota Fanning) explota ante tanta perfección, sumiéndose en el lado oscuro de los movimientos revolucionarios, descendiendo a unos infiernos terroristas, incapaz de ver en sus padres más que unos mansos burgueses. Dos Américas irreconciliables.

Como en el novela ganadora del Pulitzer de 1997, las explicaciones se esconden, mostrando únicamente una narración devastadora sobre el sentimiento de pérdida.

“Explora la confrontación de esas dos generaciones. Vemos el reverso del sueño de la América blanca con los afroamericanos, que no tienen dinero, ni trabajo y son tratados injustamente. Pero no sé mucho más y tampoco lo explica Philip Roth en su libro”.

Tras años de trabajo a las órdenes de autores del tamaño de Woody Allen, Danny Boyle o Roman Polanski, McGregor ha priorizado la historia y la interpretación.He sido muy económico rodando, como actor no me gusta pasar todo el día rodando una escena así que no me gusta que los actores de mi película lo hagan”.

Todavía no ha conocido a Roth, aunque hace unos días el novelista mandó un mensaje a la productora afirmando que la adaptación le había gustado mucho. “Para mí era importante que pensara que era una auténtica adaptación de la novela”, asegura McGregor.

La película deja en el aire la misma pregunta con la que finaliza la novela: “¿Y qué tiene de malo la vida de los Levov?”.

Sinopsis:

Seymour Lvov, “el Sueco”, es un exitoso hombre de negocios con una vida perfecta que ve como su estabilidad familiar peligra por la turbulenta situación política estadounidense de la década de los 60. La tormenta se desata cuando su hija Merry desaparece tras ser acusada de cometer un acto violento. Lvov se dedicará a buscarla y a reunir a su familia. Lo que descubre remueve sus cimientos, forzándole a mirar más allá de la superficie y afrontar el caos que está forjando el mundo a su alrededor: ninguna familia americana volverá a ser la misma.

Director: Ewan McGregor.
Reparto: Dakota Fanning, Jennifer Connelly, Ewan McGregor, Uzo Aduba, Rupert Evans, Molly Parker, David Strathairn.
Estreno en USA: 21 de octubre de 2016.

Continuar leyendo

Tan poca vida

esta es una de los novelas que publicamos en noviembre seguro vas a queres saber

¿Quién es Hanya Yanagihara? ‘Tan poca vida’, la durísima novela que ha hechizado a EE.UU

La dura historia de amistad de cuatro pobres diablos en la Nueva York actual escrita por una desconocida escritora de origen hawaiano fue elegida la mejor novela del pasado año.

Hanya Yanagihara (Los Ángeles, 1975) tenía 10 años y vivía en Texas cuando su padre, un médico hawaiano, la llevó a presenciar la autopsia de un cadáver. “Fue realmente maravilloso”, recordaba la sorprendente escritora de la que todo el mundo habla en una entrevista a The Guardian. “La enfermedad me fascina, lo que el invasor puede hacerle al cuerpo anfitrión…Me encanta descubrir hasta qué punto un cuerpo es capaz de protegerse a sí mismo, a toda costa. Lo duro que lucha por sobrevivir“.

tan poca vida

 

Los lectores de ‘Tan poca vida’ deben luchar también para salir vivos de una novela durísima, por momentos casi insoportable. Porque, una vez empezada, abandonarla no es una opción. En las primeras páginas la historia parece girar en torno a cuatro amigos treintañeros de Nueva York, excompañeros de piso universitario y de escaso éxito laboral: JB, un artista negro gay, Malcolm, arquitecto mestizo y niño de papá, Willem, un apuesto actor del Medio Oeste y Jude, un brillante y atormentado abogado.

Pero de pronto el objetivo acota la panorámica y enfoca a uno de ellos, Jude, víctima de espeluznantes abusos sexuales descritos con una prolijidad intolerable. Que una novela semejante sobre la amistad masculina, el maltrato y la homosexualidad se erigiera en 2015 en Estados Unidos en bestseller es un fenómeno digno de estudio. Que también la crítica se rindiera ante ella parece un milagro. Finalista del Man Booker Prize y del National Book Award, ambos segundos puestos fueron señalados como manifiestamente injustos por medios como The Washington Post, The Wall Street Journal, Vanity Fair o The Guardian que dictaminaron que ‘Tan poca vida’ era la mejor novela del año en EE.UU.

Seguir leyendo nota: http://www.elconfidencial.com/cultura/2016-08-11/hanya-yanagihara-tan-poca-vida-crisis-macho_1242190/

Continuar leyendo