Soda en el circo / CONCURSO

Séptimo Día tuvo su gran noche de estreno

El Cirque Du Soleil inauguró su homenaje a Soda Stereo y hasta el 14 de mayo habrá más de 70 funciones en el Luna Park

Siempre se habló del circo del rock. Bueno, finalmente acá está. La unión entre la compañía canadiense Cirque du Soleil y la banda argentina Soda Stereo produjo un big bang. el viernes pasado se estrenó “Séptimo día. No descansaré” y hasta el 14 de mayo habrá más de 70 funciones en el Luna Park. Luego se trasladará a Córdoba y, más tarde, iniciará su derrotero por América latina. Tal como si se tratara de una gira del trío.

soda

Queremos recordarles que tenemos Soda Stereo, La biografía total; de Marcelo Fernández Bitar, editado por el sello SUDAMERICANA, en Febrero 2017

A lo largo de su carrera, Soda Stereo creció hasta límites insospechables. Los hechos demuestran que sigue más vigente que nunca. Y ésta es la historia.

Muchos escribieron sobre Soda Stereo, pero pocos conocieron tanto a la banda como Marcelo Fernández Bitar. En los 80, durante la incandescente explosión del rock argentino que cambió para siempre el panorama musical latinoamericano, la acompañó de los sótanos del under a los estadios más grandes del país. En los 90, asistió al corazón de la reinvención sonora del grupo y presenció el último concierto en Venezuela y en Buenos Aires. En los 2000, vivió la trastienda del ya célebre retorno y documentó todo en el libro histórico Diario de gira. Y ahora -cuando la figura de Gustavo Cerati alcanzó su dimensión mítica definitiva y la música de Soda es parte del patrimonio continental- reconstruye, con el testimonio de quienes formaron parte del círculo más íntimo, los momentos más emblemáticos, los episodios más desconocidos y las decisiones más audaces.

Modernos, sónicos, clásicos, Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti impusieron canciones, ropa, cortes de pelo, modos de componer, de tocar, de cantar, e incluso de encarar el inmenso fenómeno que los rodeaba. Este libro, que no ha parado de crecer a la par de la masividad y el reconocimiento que consiguieron, recrea por primera vez la verdadera historia de la banda que cambió la manera de escuchar y ver el rock en castellano no solo en Argentina sino en toda Latinoamérica.

Así empieza la biografía de Soda 

1 – EL INICIO

“Soda Stereo se formó justo antes de la guerra de Malvinas, entre febrero y marzo de 1982, pero la historia viene de antes…”, contestaba Gustavo Cerati cuando le preguntaban por los comienzos de Soda. “Nos conocimos con Zeta estudiando Publicidad en la Universidad del Salvador. A los dos nos copaba la música y habíamos hecho algunas cositas sin importancia”.

Esas “cositas sin importancia” fueron las que de alguna manera posibilitaron llegar a 1982 con cierto trabajo previo. Gustavo Adrián Cerati, que había nacido el 11 de agosto de 1959, aprendió a tocar la guitarra a los nueve años. “A pesar de ser zurdo, por una cuestión práctica la agarré como diestro”, contaba. Zurdo, pero diestro, aprendió primero a tocar los típicos temas sencillos para principiantes, como “Yo vendo unos ojos negros”. A los doce años armó un trío con dos amigos que vivían en el barrio de Caballito. Ensayaban en el sótano de una gran casa en avenida Rivadavia y tocaban en fiestas.

 

CONCURSO SODA

Para los fánaticos y amantes de la música de Soda

Tenemos un par de libros firmados por el autor + posters para regalarte

escribinos y contanos 

¿Cuál es tu canción favorita de la banda?

Y ¿Qué historia hay detrás de ella?

 

Continuar leyendo

M Train El lado B de Patti Smith

La reseña de hoy es de las que más me gustan, donde la música y la vida se cruzan y nos llevan de viaje por territorios mágicos. Es sobre el ultimo libro de Patty Smith, M Train, donde cuenta como sigue su vida después de despedir a sus grandes amores y afectos. Y veo que a Gretel, le pasa los mismo con Patty, es que ella nos toca a todos el corazón.

Gretel Bohoslavsky es librera desde hace 6 años, actualmente trabaja en la librería Ghandi de Puerto Madero. Estudió teatro, hace yoga, le gusta leer y sobre todo hablar de libros con clientes, compañeros y amigos. Le gusta la poesía, los libros infantiles y sus autores preferidos son Marguerite Duras y John Berger.

M Train

M Train  El lado B de Patti Smith

En diciembre de 2016 llegó a las librerías M Train (Lumen) último libro de Patti Smith. Si con Éramos unos niños (2010) realizamos el trayecto que la llevó en 1967 de Chicago a Nueva York donde conoció a Robert Mapplethorpe, con quien compartió sus años de formación y búsqueda artística, con M Train nos asomamos a la intimidad de una artista que a sus 70 años no ha traicionado sus ideas de libertad, su sensibilidad para registrar detalles de la vida cotidiana que nos conectan velozmente con el pasado y que pueden proyectar cierta esperanza hacia el futuro.

Ya en Babel (1978) podemos reconocer los temas que estarán presentes en su narrativa “El argumento de nuestra vida suda en la oscuridad como un rostro. El misterio en explosión del nacimiento. De la infancia misma. Excursiones a tumbas. Ofertas apacibles. ¿Qué nos llama? ¿Por qué debemos rezar gritando? ¿Por qué no se redefine a la muerte? Cerramos nuestros ojos, estiramos los brazos y giramos en torbellino sobre un cristal”. Las imágenes a las que alude este fragmento podemos encontrarlas también en M Train pero con la madurez estilística de una artista que forma parte de la vanguardia.

M Train es un libro melancólico, onírico, una confirmación de sus obsesiones y un registro de sus viajes a lugares como Tánger, en Marruecos o Coyoacán, en México que realizó movida por su admiración a Paul Bowles y Frida Kahlo.

Por la mañana y desde un rincón del café’ Ino del Greenwich Village partimos hacia Saint-Laurent-du-Maroni, una ciudad al norte de la Guayana Francesa que visitó junto a su marido Fred Smith con el deseo de ver qué quedaba de la colonia penal de la que escribió Genet en su libro el Diario del ladrón y bajo la promesa de que al regresar buscarían su primer hijo.

Sus relatos involucran también aspectos en apariencia triviales que generan una profunda empatía con el lector como cuando después de regalar a sus gatos unos ratones de juguete con olor a hierba gatera pasa Nochebuena en un cine cerca del hotel Chelsea, sola entre “vagos” viendo Millenium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres. Así descubrimos su afición por las series policiales como CSI: Miami, Ley & Orden, The Killing, en su versión americana, y su identificación con la protagonista a quien dedicará el capítulo “Cómo Linden mata lo que ama”. Tanta fue su admiración por la detective Sarah Linden que llegó a participar en uno de los episodios.

Su interés por la obra del geofísico alemán Alfred Wegener nos lleva a la ciudad de Reikiavik, en Islandia y más tarde a Alemania, donde se hospeda en un hotel de la antigua Berlín Oriental cercano al café Pasternak. Siempre acompañada de su Polaroid retrata en blanco y negro al autor de El maestro y Margarita, Mijaíl Bulgákov; contempla también los retratos de los poetas Anna Ajmátova y Vladímir Maiakovski y visita la tumba de Bertolt Brecht, en el cementerio de Dorotheenstadt.

Patti Smith Más tarde nos acerca a las tumbas de Yukio Mishima, Ryunosuke Akutagawa y Osamu Dazai, en Tokio y de Sylvia Plath, en Yorkshire.

No quisiera que ésta enumeración de acontecimientos dejara de lado la emoción con que son narrados, la permanente conexión con sus recuerdos, su fascinación por Roberto Bolaño, Haruki Murakami, W.G. Sebald, Albert Camus, Herman Hesse y William Blake por nombrar algunos. Sus inquietudes literarias conviven con el amor por su familia, con la pérdida tras la muerte de su marido, su madre y amigos. Su relación con las cosas es profundamente emotiva y simbólica como su sueño del café propio al que llamaría Nerval y que sería un lugar de reunión para poetas y viajeros, el de vivir junto al mar con un jardín destartalado pero que fuera suyo.

Los recuerdos son vívidos, piensa en voz alta y podemos escucharla declamar “Queremos cosas que no podemos tener. Intentamos recuperar cierto momento, cierto sonido, cierta sensación. Yo quiero oír la voz de mi madre. Quiero ver a mis hijos cuando eran niños. Manos pequeñas, pies ligeros. Todo cambia. El hijo crece, el padre muere. La hija es más alta que yo, llorando por una pesadilla. Por favor, quédense para siempre, les digo a las cosas que conozco. No se vayan. No crezcan”. Su falta de pose y su honestidad intelectual como cuando nos dice “No es tan fácil escribir sobre nada” no se contradicen con su abordaje metafísico que practica desde lo cotidiano, no desde lo filosófico.

Para quien escribe estas líneas haber leído M Train en el verano porteño y con la desazón de los días cercanos a las fiestas de fin de año, fue un verdadero regalo de Navidad.

 

 

Discos sugeridos:

Horses (1975)

Land (1975-2002)

Banga (2012)

Continuar leyendo

Kurt Cobain, inolvidable

 

Este lunes, el pasado 20 de febrero, Kurt Cobain hubiera cumplido 50 años.

Tres discos de estudio, un compilatorio y un unplugged le bastaron a Kurt Cobain para convertirse en una estrella de la música. Más de dos décadas después de su muerte sigue generando seguidores en todo el mundo.

Entre tantas cosas que nos legó, su condición de portal hacia otras músicas y percepciones todavía sigue vigente.

Durante el último periodo de su vida fue escribiendo en su libreta una especie de diario, que junto a otras notas acabaron dando forma a los Diarios de Kurt Cobain. Los reeeditamos y los tendrán en librerías ahora en Marzo.

cobain Kurt Donald Cobain

Nació en 1967 en Washington. Sus padres se divorciaron cuando él tenía apenas siete años. A los veintinún años grabó su primer disco y un año más tarde logró publicar el primer trabajo como Nirvana. Dos años más tarde conoció a Courtney Love y se casaron en 1992. Nirvana había alcanzado ya un reconocido éxito mundial .Sin embargo, la incompatibilidad con la fama y la adicción a la heroína hicieron que Kurt Cobain se acabara suicidando en 1994. Durante el último periodo de su vida fue escribiendo en su libreta una especie de diario, que junto a otras notas acabaron dando forma a los Diarios de Kurt Cobain.

Nirvana

Cobian fue el cantante, guitarrista y principal compositor de la banda grunge Nirvana. Cobain formó Nirvana con Krist Novoselic en Aberdeen, Washington, en 1985 y la estableció como parte de la escena musical de Seattle, con su álbum Bleach lanzado por el sello discográfico independiente Sub Pop en 1989.

Después de firmar con el sello DGC Records, la banda logró el éxito con «Smells Like Teen Spirit» de su segundo álbum Nevermind (1991). Tras el éxito de Nevermind, Nirvana fue etiquetado como «la banda principal» de la Generación X, y Cobain fue aclamado como «el portavoz de una generación». Cobain, sin embargo, estaba a menudo incómodo y frustrado, creyendo que su mensaje y su visión artística habían sido malinterpretadas por el público, siendo sus problemas personales a menudo objeto de atención de los medios. Él desafió a la audiencia de Nirvana con su álbum de estudio final, In Utero (1993). El álbum no coincidió con las cifras de ventas de Nevermind pero aún fue un éxito crítico y comercial.

Desde su debut, Nirvana, con Cobain como compositor, ha vendido más de 30 millones de álbumes en los Estados Unidos y más de 95 millones en todo el mundo.

DIARIOS

diarios CoabinReeditamos sus diarios bajo el sello RESERVOIR BOOKS, y los tendrán en librerías ahora en Marzo

Los Diarios de Kurt Cobain constituyen la mejor biografía del artista. Las cartas, dibujos, comentarios humorísticos y esbozos de letras de canciones de su puño y letra permiten el acercamiento y la comprensión de su vida y de su muerte.

Kurt Cobian desde los años ochenta hasta mediados de los noventa llevó un diario donde plasmó sus pensamientos más íntimos. En estas páginas se dan a conocer, de un modo descarnado, los primeros pasos en su carrera profesional, su angustia frente a la fama, los problemas con la adicción a la heroína, la depresión y la compleja relación con su mujer, Courtney Love, y su hija.

Entre cartas, dibujos, comentarios humorísticos y esbozos de letras de canciones estos diarios dan forma a la que fue durante una época la estrella más grande del panorama musical. Kurt Cobain, una figura escuálida de la ciudad de Aberdeen, Seattle, se convirtió en un Mesías del sufrimiento y la rabia, la perfecta representación del espíritu rebelde, del marginal atractivo, de un millonario punk; una contradicción que convirtió su existencia en algo insostenible. «Dios mío, estoy tan harto de la banalidad del rock. Me pregunto qué voy a hacer cuando sea viejo si ya lo sé todo sobre el rock´n´roll a los diecinueve años», escribe Cobain.

Y de este modo, a través de la escritura angustiada de un adolescente a la exaltación de sí mismo, entre autoanálisis agudos y la representación de estados anímicos con sus dibujos y garabatos, estos diarios constituyen la mejor biografía de Cobain. Y su lectura es la manera más clara de conocer y entender su vida y su muerte, tal como explica la nota de suicidio incluida en estas páginas.

Continuar leyendo

Soda Stereo, la biografía

Febrero nos recibe con un libro de música muy esperado, con una fuerza natural y con el deseo de los fanáticos y amantes de la música pop argentina. Soda Stereo de Marcelo Fernández Bitar, bajo el sello SUDAMERICANA.
A lo largo de su carrera, Soda Stereo creció hasta límites insospechables. Los hechos demuestran que sigue más vigente que nunca. Y ésta es la historia.

 

soda

Muchos escribieron sobre Soda Stereo, pero pocos conocieron tanto a la banda como Marcelo Fernández Bitar. En los 80, durante la incandescente explosión del rock argentino que cambió para siempre el panorama musical latinoamericano, la acompañó de los sótanos del under a los estadios más grandes del país. En los 90, asistió al corazón de la reinvención sonora del grupo y presenció el último concierto en Venezuela y en Buenos Aires. En los 2000, vivió la trastienda del ya célebre retorno y documentó todo en el libro histórico Diario de gira. Y ahora -cuando la figura de Gustavo Cerati alcanzó su dimensión mítica definitiva y la música de Soda es parte del patrimonio continental- reconstruye, con el testimonio de quienes formaron parte del círculo más íntimo, los momentos más emblemáticos, los episodios más desconocidos y las decisiones más audaces.

Modernos, sónicos, clásicos, Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti impusieron canciones, ropa, cortes de pelo, modos de componer, de tocar, de cantar, e incluso de encarar el inmenso fenómeno que los rodeaba. Este libro, que no ha parado de crecer a la par de la masividad y el reconocimiento que consiguieron, recrea por primera vez la verdadera historia de la banda que cambió la manera de escuchar y ver el rock en castellano no solo en Argentina sino en toda Latinoamérica.

 

Sobre el autor: Marcelo Fernández Bitar es periodista especializado en rock. Durante los últimos treinta años, ha sido redactor de las revistas Canta Rock, Pelo, El Porteño, Cerdos & Peces, D’Mode y Remix, y editor de Rock & Pop, CableVisión Magazine, Voice, La Mano, y de la sección Espectáculos de los diarios El Cronista, Perfil, Crítica y Tiempo Argentino. También escribió artículos en La Nación, en los suplementos “Sí” de Clarín y “No” de Página/12, en las revistas Generación X, Teen, Internet World, Trespuntos, Gente, Noticias, Mix, Inrockuptibles, RollingStone y Billboard Argentina, y fue corresponsal de Billboard USA en la Argentina. Realizó la producción periodística de los programas de televisión “Rocanrol” y “La Cueva” (ambos ganadores del premio Martín Fierro), “220”, “Volver Rock” y “Elepé”. Supervisó la reedición de discos de rock argentino en Sony Music y Universal Music. Es autor de Historia del rock en Argentina (1987, 1993 y 1997) y de 50 años de rock en Argentina (2015), y colaboró en los textos de Soda Stereo 82-97 y de Soda Stereo. Diario de gira, editados por Sudamericana (2007 y 2008).

Continuar leyendo

Bruce Springsteen: Born to run

Bien arriba, así arranca este reseña lúcida, a todo volumén escrita a golpe de corazón por Fernando Vignone, librero de alma.

Rockera y rockeada como a nosotros nos gusta… Ahí va 1, 2, 3

Fernando Vignoni, Ateneo Grand Splendid

Mazazos rockeros de tres minutos. Esa es la forma que encontró Bruce Springsteen para darse a conocer. Su forma descarnada para exhibir las virtudes y falencias de la clase trabajadora norteamericana, le generó un feedback con su público que lo transformó en uno de los últimos mesías del entretenimiento norteamericano.

Entonces, ¿cómo reaccionar ante este Born to Run, en el cual él se pone en la piel de uno más de sus working class heroes? ¿Estará a la altura de sus letras? ¿Será un plomo? Todo esto se disipa al momento de abrirlo. En los dos primeros capítulos “Mi calle” y “Mi casa”, intuimos que este relato nos llevará a través de una larga carretera, viajando por el planeta Springsteen con sinceridad y sin esquivarle a ninguno de sus traumas y miedos. Descubrimos a un muchacho de barrio trabajador que si no fuera por el top 40 que escuchaba con su madre y la aparición de Elvis en el Ed Sullivan Show, hubiese terminado trabajando en una fábrica automotriz como cualquier otro de sus vecinos.

A través de las páginas, este pequeño solitario va forjando reconocimiento como guitarrista y cantante en la escena local de la costa de New Jersey, y con ello la aparición de sus primeros fantasmas, los cuales lo van a llevar a varios pozos depresivos a través de su vida. Seremos parte de la intempestiva relación con su padre, su devoción al trabajo y los primeros amores.

Todo fanático se sentirá inducido a leer el libro con un reproductor al lado para sacarle el máximo jugo a esos pasajes y sentirse parte del proceso de grabación del magnánimo y magnífico Born to Run , revivir la performance en estudio de la E Street Band, sentirse espectador privilegiado de la grabación de Nebraska (disco intimista grabado en una cabaña con una porta estudio de cuatro canales) o compartir la alegría de sentirse el dueño del mundo musical al escuchar la mezcla final de Born in the USA realizada por el gran hacedor de hits Bob Clearmountain.

Hacia el final del libro, quedamos convencidos que no sólo es una de las mejores biografías de la historia, sino un gran candidato a ganar el título de la Gran Novela Americana.

En tiempos donde algunos discuten si la literatura sólo se encuadra en un formato determinado (a cuenta del Nobel entregado al viejo Dylan), Richard Ford, gran novelista y periodista americano, quien se había negado históricamente al pedido del New York Times para escribir reseñas de algunos de los libros que salían como portada en el suplemento cultural de los domingos (quizá la sección del diario más leída en el mundo) llamó a la redacción ofreciéndose para escribir sobre el libro de su idolatrado Springsteen.

Así que ya saben, tomen el libro y devórenlo con algunos de sus discos sonando al palo y estarán eternamente agradecidos a ese ítalo-irlandés-americano, que lo único que quiso fue poder vivir de lo que amaba, y que a través de mucho trabajo y constancia forjó una de las descripciones mas profundas y honestas de lo que es ese monstruo llamado Estados Unidos de Norteamérica.

 

¡Larga vida al Boss!

Fernando Vignoni

Continuar leyendo