Reunión cumbre de editores

Hoy el CCK los editores de libros debaten cómo reconvertirse.

Cómo volver a exportar libros, el costo argentino y el desafío digital, entre los ejes de un coloquio.

editores cck

  • El sector editorial debate cómo modernizarse y crecer, más allá de la crisis económica.
  • El diagnóstico es complejo: en Argentina, en el primer semestre las ventas de libros cayeron un 25 por ciento según datos de la Cámara Argentina del Libro.
  • Además se está dando un proceso global de concentración de mercado en grandes grupos editoriales, análogo al que sintió el mercado de la música en la última década.  Y hace más de una década que las exportaciones de las editoriales nacionales se contraen.
  • ¿Cómo lograr más ventas al exterior? ¿Cómo potenciar el negocio con la nueva tecnología online?

Esos y otros temas son algunos de los ejes del coloquio El futuro de la edición, que se desarrolla ahora en el Centro Cultural Kirchner y se puede seguir en vivo por internet.

Podes seguir el coloquio en vivo desde la web www.entreditores.com

Continuar leyendo

Pampita hot: ya está el trailer de su primera película

“Desearás al hombre de tu hermana” se estrena en octubre y hay muchas expectativas por ver la tarea de Carolina Ardohain. En los avances, la muestran muy sensual.

Hace poco se conoció el trailer de “Desearás al hombre de tu hermana”, la película que marca el debut cinematográfico de Carolina “Pampita” Ardohain (Ofelia). También se destacan Mónica Antonópulos (Lucía), Guilherme Winter (el protagonista de Moisés y los 10 mandamientos), Juan Sorini y Andrea Frigerio, entre los protagonistas.

El film cuenta con la dirección de Diego Kaplan, director de “Dos más dos” e “Igualita a mí” y la producción de Aleph Media (productores de éxitos como “El ciudadano ilustre” y “Corazón de León”) , Corbelli Producciones y Visual Problem. Productor Asociado: Hei Films

El film está basado en el libro de Erika Halvorsen (autora de “El hilo rojo” y la exitosa telenovela ADDA) sobre una idea de Alex Kahanoff.

desareas

Segunda novela de la autora de El hilo rojo. Una historia de sexo, transgresión, infidelidad, obsesión y deseos prohibidos, ambientada en los años 70.

Sinopsis: 

Lucía y Ofelia jamás hubieran sido amigas, les tocó ser hermanas. Es el día de la boda de Lucía. Se casará con Juan, su pareja desde hace cuatro años. Carmen, la madre optimista y negadora, decide invitar a su hija Ofelia a la boda de su primogénita, queriendo poner punto final a la rivalidad entre las hermanas que llevan siete años sin saber una de la otra. Ofelia llega a al casamiento acompañada por su pareja, Andrés, ambos viven aislados en medio de la selva amazónica. Las hermanas vuelven a encontrarse empujadas por deseos de otros. Vuelven así a quedar presas de esa trampa. Ofelia vuelve más calma pero más animal, primitiva, libre y peligrosa. Lucía, fuerte y territorial, se siente poderosa aunque hay algo que no puede controlar: el deseo de su marido.

Ofelia y Juan se desean desde la primera mirada y así las hermanas se enfrentan a la naturaleza que las separó: Ofelia, la tormentosa, la frágil, también fue la más libre a la hora de explorar su sexualidad. Lucía siempre gozó a través de su hermana. La espió, fue voyeur y discípula. El encuentro entre Juan y Ofelia comienza como una fantasía perturbadora en las mentes de los tres, hasta que los cuerpos piden unirse.

Las dos parejas viven una luna de miel compartida en “La soñada” casa del acantilado. Allí, el sexo entre Ofelia y Andrés, y, entre Juan y Lucía, se convierte en fuga, descarga y exorcismo pero las hermanas saben que están condenadas a desear a un mismo hombre.

Continuar leyendo

Más vital que nunca, Isabel Allende presentó su nueva novela en Chile

La célebre escritora llegó a su país para promocionar “Más allá del invierno”, un libro que cuenta la historia de tres personajes que atraviesan un momento oscuro de sus vidas y deben tomar una decisión crucial. Simpática y desenvuelta, Allende entretuvo a su público hablando de diversos temas y respondió preguntas.

allende 2

“Isabel, yo quiero preguntarle cómo hace para conseguir que los que leemos sus libros siempre sintamos que estamos ahí adentro”. La mujer que formula la pregunta acaba de presentarse como uno de los 15 mil miembros del grupo de FB “Yo leí a Isabel Allende” y está de pie, delante de su butaca en la entretenida presentación de Más allá del invierno (Penguin Random House), la última novela de la novelista chilena quien, sentada desde el escenario, y entre sonrisas, agradece y responde: “No lo sé, yo también estoy ahí adentro”.

Ese intercambio, que hace que el público escuche atento el diálogo espontáneo entre una escritora y una lectora, es el corolario del acto de presentación en sociedad y en su país de su nueva novela, cuyo título se desprende de una frase de Albert Camus (“En medio del invierno, aprendí por fin que había dentro de mí un verano invencible”). En Más allá del invierno, Isabel Allende reúne a Lucía, Richard y Evelyn, tres personajes de diferentes nacionalidades y experiencias que atraviesan un invierno en sus vidas y que, reunidos por el azar, deben tomar una decisión crucial, en el marco de una tremenda tormenta de nieve en Brooklyn. El paso del tiempo, la culpa, el amor crepuscular e inesperado; la violencia política, las maras, la trata de personas, la inmigración, el narcotráfico y las adicciones son algunos de los temas de una novela que, sobre todo, apuesta fuerte por las segundas oportunidades.

Allende, simpática, vital, desenvuelta y con absoluto dominio de sus palabras- dialogó durante más de una hora con María Teresa Cárdenas, editora de Cultura del diario El Mercurio, quien fue llevando a la escritora por todos los temas posibles del presente y el pasado, con gracia y picardía. Con 75 años, separada de su marido luego de 28 años de matrimonio y enamorada nuevamente de un hombre con quien se apresta a convivir en las próximas semanas, Allende manejó la presentación con soltura y la convirtió en un stand up fascinante, que presenciaron también figuras de la cultura y la política chilenas como el ex presidente socialista Ricardo Lagos y el novelista y ex ministro de Cultura Roberto Ampuero.

Su libro lleva más de 65 millones de ejemplares en todo el mundo y han sido traducidos a 35 idiomas.

Te pasamos diez frases imperdibles que dijo Isabel en aquella entrevista.

“Me veo bien para mi edad pero cuesta mucha plata”

“Los chilenos de antes éramos como soy yo. La gente ha crecido. Vivo mirando pelos en las narices. No voy a los cócteles porque siempre me caen los camarones arriba de la cabeza”

“¿Por qué si puedes perdonar a otros no puedes perdonarte a tí mismo? Es casi arrogante no hacerlo. Si no me perdonara mis pecados, ya estaría en el Infierno.”

“Trump ganó porque los demócratas se quedaron dormidos. Cuando asumió, muchos decíamos: aprenderá, crecerá. Y no, no ha crecido: se ha hinchado nomás”

“No existía el feminismo y yo ya era feminista. El objetivo final debe ser terminar con el patriarcado en el que vivimos. Las mujeres deben ganar su espacio a patadas”

Sobre la despenalización del aborto: “Hay casos en los que la mujer debe tener una opción sobre su cuerpo”

“La democracia en Venezuela esta amenazada por un gobierno que se está apoderando de todos los poderes del estado. Y creo que nosotros como conjunto latinoamericano podríamos tener una postura de liderazgo en tratar de resolver esto pacíficamente, porque la cosa está muy mala en Venezuela”

“Mi madre me decía que con los hombres yo sufría del sindrome “árbol de Navidad”. ‘Tomas un pino seco y lo decoras. Pero tarde o temprano se van cayendo las bolas y los adornos y te quedas con un pino seco”

“Si alguna vez tuve miedo, después de la muerte de Paula se me quitaron todos. ¿Qué cosa peor puede pasarme?”

“A veces me cuestionan por contar las cosas que me pasan. No he cometido ningún crimen que no haya cometido otro. Lo que quiero es comunicarme con la gente”

Continuar leyendo

COMICOPOLIS

Comienza la cuarta edición de Comicópolis, el festival internacional de historieta

comicopolis

Este fin de semana se realizará en La Rural de Palermo el cuarto Festival Internacional de Historeta “Comicópolis”, que une lo mejor del género local e internacional a través de diversas propuestas para grandes y chicos. El evento se propone como “una puerta de entrada para el público masivo al maravilloso mundo de creatividad, inspiración e ingenio que es la historieta”.

Este año la madrina del festival será Maitena, quien estará acompañada por importantes artistas nacionales del género, como Chanti, El Bruno, Javier Rovella, Isol, Diego Greco, Ayer B, Szoka, Ignacio Noé, Claudio Aboy, Julieta Arroquy, Omar Francia, Calvi, María Alcobre, Santiago Caruso, Lauri Fernández y Lunik, entre otros.
Entre los invitados internacionales confirmados están el creador de Supercampeones, el japonés Yiochi Takahashi, el británico Simon Bisley, la guionista y dibujante Trina Robbins (primera mujer que dibujó un comic de La Mujer Maravilla) y el francés Jean Yves Ferri, actual guionista de Astérix.

Como todos lo años, además de los stands de historetas, libros, comics y fanzines, Comicópolis albergará una serie de muestras de reconocidos artistas del género. Esta vez habrá una muestra homenaje a los 40 años de Star Wars, otra en homenaje a los 60 años de El Eternáuta, una sobre la Revista Barcelona, en solidaridad con el difícil momento judicial que atraviesa la publicación, una muestra inédita del maestro Quino titulada Las máquinas de Quino y el espacio Rodete de Historieta y Género, coordinado por Lunik.
Además se podrá ver la exposición de la madrina del evento: Maitena Esencial, que combina una elección muy selectiva de Maitena por Maitena, rescatando sus mejores originales y una explicación de su proceso creativo.

También se realizará el popular Combate de los dibujantes, una divertida performance para todo público donde se puede ver y alentar a los dibujantes favoritos del público en una singular batalla. Y habrá estudios en vivo, donde los principales artistas de la historieta, realizarán frente al público visitante, su trabajo en tiempo real.

Para que el Festival sea una fiesta para toda la familia, Comicópolis contará con un espacio infantil con shows de dibujo en vivo, artistas leyendo cuentos y narraciones, talleres, y mucho más.
Y este año el tradicional “Mundo Cosplay” tiene varias sorpresas: no sólo contará con un espacio exclusivo con fotógrafos profesionales para hacer sesiones de fotos, sino que además se podrá participar de un original Concurso Cosplay en forma individual o en grupo, cuyo premio será un viaje a Japón, a pasar Noche de Brujas, con todos los gastos pagos.

El programa se completa con diversos talleres para chicos y adultos y una conferencia editorial donde prestigiosos editores de todo el mundo llegarán a Buenos Aires para conocer los trabajos de nuestros artistas locales.

Como todos los años, Comicópolis es organizado por la Asociación Civil Viñetas Sueltas. La edición de 2017 se realizará el 1°, 2 y 3 de septiembre de 12 a 20 en el predio Ferial de La Rural. Las entradas se venden a través de Ticketek, desde $ 165. Los menores de 18 años ingresan sin cargo el viernes y los menores de 10 entran gratis el sábado y domingo.

A continuación los horarios relacionados con nuestro catálogo:

 

Viernes 1/9

Espacio Firma – 16.30 Maitena, Chanti, María Alcobre, Santiago Caruso

Espacio Infantil – 17.30 Taller ”Aprende a dibujar los personajes de Chanti

Escenario Principal – 18.30 Ceremonia apertura y charla entrevista a Maitena conducida por Gustavo Sala

 

Sábado 2/9

Espacio Infantil – 15.30 Chanti habla con sus personajes

Espacio Firma – 16.30 Chanti, Omar Francia, Simon Bisley, Fernando Calvi

Combate de dibujantes – 16.30 Remake de la historieta favorita con dibujantes de Distinta

Espacio Charla – 17.00 ”El humor en tiempos de cólera” con Ferri, Maitena y dibujantes de Revista Barcelona

Espacio Firma – 19.30 – Trina Robbins, Maitena, Maria Alcobre, Isol

 

Domingo 3/9

Espacio Infantil – 15.30 – Ataques de dibujo con El Bruno y Chanti

Espacio Infantil – 16.30 – ”Historias de Mayor y menor” con Chanti

Combate de dibujantes – 17.00 – Cadáver exquisito con dibujantes de Distinta

Continuar leyendo

Marcelo Figueras: “Sin el Indio Solari y Rodolfo Walsh no podría entenderme a mí mismo”

El biógrafo del Indio Solari acaba de publicar una nueva novela, “El negro corazón del crimen” (Alfaguara), en la que recrea la vida de Rodolfo Walsh mientras escribía “Operación masacre”.

 

marcelo-figueras

Rodolfo Walsh ya había ganado el Premio Municipal de Literatura por Variaciones en rojo, pero todavía no era Rodolfo Walsh. No era el Rodolfo Walsh que conocemos. Y no lo fue hasta que alguien en un café de La Plata le dijo aquella frase que desencadenaría todo: “Hay un fusilado que vive”. Hasta entonces, pasaba el tiempo entre tableros de ajedrez y novelas policiales, hacía traducciones, colaboraba como freelance para la sección de cultura de medios de baja tirada; pero esa frase lo atravesó como un disparo.

“Se deslumbra porque ve la gran historia, el titular del diario: ‘Hay un fusilado que vive’ es como encontrar al hombre que mordió al perro, la primicia imposible”. El que habla es Marcelo Figueras, autor de El negro corazón del crimen (Alfaguara), novela que recrea la vida de Rodolfo Walsh mientras escribía Operación masacre. Con ese libro fundamental, Walsh desenmascaró la trama de conspiraciones oculta detrás de los “fusilamientos de León Suárez”. Pero el Walsh de Figueras es todavía el hombre en crisis movido por dos pasiones: el amor prohibido de Enriqueta Muñiz y las ansias por descubrir y comunicar la verdad. Es el autor que está cambiando de piel, entendiendo que el compromiso político será lo que, de ahí en adelante, rija su vida.

Marcelo Figueras fue convocado por Grandes Libros para hablar de El negro corazón del crimen, pero, como además él está escribiendo la biografía del Indio Solari, el recital del sábado en Olavarría, en el que trágicamente murieron dos personas, fue, ya desde su primera respuesta, un tema que sobrevoló la entrevista. En estos días, Figueras se ha convertido en un activo defensor de Solari a través de las redes sociales, desde donde critica la labor de los medios e intenta mostrar una versión menos crispada de los hechos.

¿Por qué volver a Rodolfo Walsh hoy?

negro corazón—Hay un listado incontable de razones. La que no puedo evitar decir hoy, precisamente hoy, es el periodismo. Si hay un momento, desde la dictadura para acá, en el que necesitamos periodismo de verdad, es este. Walsh es la figura del santo patriarca que investiga lo que tiene que investigar y dice lo que tiene que decir. Aunque signifique que nunca más vas a conseguir trabajo y que tu vida se va a poner patas para arriba, cuando descubrís algo de lo que cual te constan todas las pruebas y es de interés público, tenés que hacer que se sepa. Precisamente en estos días me surge como la necesidad más imperativa.

Es inevitable preguntarte tu opinión de la cobertura del recital de Solari.

—Me pareció criminal, no se me ocurre otro calificativo. Manejar una información tan delicada con un grado de irresponsabilidad tan grande, es criminal. Estas cosas producen conductas en la vida real, uno actúa a partir de lo que cree verdadero, dándole crédito a los que se supone le están informando sobre algo que han chequeado, y esas conductas condicionadas pueden tener consecuencias graves. Hoy, por ejemplo, me levanté con el artículo de un portal de noticias que decía que el Indio se había suicidado. Me parece criminal.

Figueras habla como masticando bronca. Es un momento del reportaje en el que no se permite ni un gesto. Preferiría hablar de su libro, pero sigue:

—Estamos hablando de un periodismo que ha cambiado, porque los medios son distintos y responden a otro tipo de necesidades. Hablamos de una profesión precarizada y pauperizada, que en buena medida está conformada por gente que tiene la misma preparación que la gente que se ofreció como voluntaria durante el paro docente, y que, obviamente, no tiene ningún código ni de ética ni de procedimientos. Si a esto le sumás el componente político de fondo y la forma en la que se manipula determinadas cuestiones… En el lapso de una semana, después de la marcha de los maestros del lunes que fue en orden, hubo tres enormes manifestaciones populares —la marcha de la CGT, el paro de mujeres y el recital del Indio— de las cuales sólo se habla del descontrol, sólo se habla de algo que no es lo central. Más allá de la limitación de los periodistas per se o de las características de los propios medios, hay una manipulación interesada en decir que toda expresión popular es peligrosa. En este sentido, lo que está pasando no es inocente.

 Hay una manipulación interesada en decir que toda expresión popular es peligrosa.

¿No hubo, no digo falta de previsión, pero un desborde de la convocatoria?

—Las dos muertes son una tragedia y nadie pretende minimizarla. Fuera de eso, todas las cosas que pasaron son las mismas que han pasado en todos los conciertos del Indio. Obviamente hay gente que pierde los micros, hay gente que va y no tiene cómo volver. Pasa siempre. No estoy tratando de minimizar, sino de poner en contexto. La cantidad de emergencias que se atendieron el sábado fue menor a la de Tandil. Las muertes son el centro de esta cuestión y es lo que no hay que perder de vista. Pero todo lo demás se lo está leyendo como si no hubiese ocurrido nunca, como si no fuera parte de lo que pasa siempre y de lo que nunca se dice nada al respecto. No estoy diciendo que está bien o mal, digo que muchos parecen descubrir lo que por lo menos lleva 12 años, que son los años de la carrera solista del Indio. Hay mucha gente que se está montando en una indignación sobre algo que hasta este momento había elegido muy convenientemente no ver. Ahora les conviene marcarlo como si fuera una excepción cuando en todo caso fue la norma.

¿Qué conexión hay entre el Indio Solari y Rodolfo Walsh?

—Por lo pronto, son dos artistas que me construyeron. La referencia va inevitablemente de lo estético a lo ético y de lo ético a lo estético. Hay una elección en la manera de practicar el arte, que de ninguna forma se puede separar de determinadas elecciones de vida. Son dos tipos con una ética del trabajo y una búsqueda de la excelencia que en ningún caso implica encerrarse ni en un laboratorio ni en una biblioteca. Todo lo contrario. En ese sentido son dos ejemplos, sin ellos no podría entenderme a mí mismo. Como escritor, siempre me sentí compelido a tragarme esas dicotomías con la que todos hemos crecido…

¿Dicotomías del tipo “literatura y vida”?

—”Literatura vs. realidad”. En el sentido de que nada que remita a algo que pueda ser real merece ser llamado literatura. A esta altura del partido, diría “literatura vs. empatía”: está mal visto ponerse en la piel de alguien que no sea vos mismo, porque se supone que la literatura debería ir por otros carriles. Yo crecí con esas disyuntivas que me ponían adelante, que traen por añadidura esto de que quienes escriben sobre algo que tiene que ver con lo real o con la empatía escriben peor.

 Walsh tiene el estilo más depurado de la literatura argentina después de Borges.

Una lectura prejuiciosa en la que se los engloba a Claudia Piñeiro, a Sergio Olguín y a vos, entre otros.

—Claro. Pero, en este sentido, Walsh es importante porque rompe esta disyuntiva. A todos los demás se nos puede discutir, pero sentate con este tipo y decile que no tiene el estilo más perfecto y depurado posible. Walsh es la perfecta encarnación de ambos mundos. Es un escritor del carajo, que tiene el estilo más depurado de la literatura argentina después de Borges y que, al mismo tiempo, sólo habla de cosas que le parecen trascendentes. Lo que no significa condescendencia en ningún sentido.

Figueras vuele, entonces, al Indio Solari:

— Nadie diría que condesciende —dice—. Tiene un estilo con su propia lógica, que jamás hace nada para tornarse fácil y que, sin embargo, funciona en sus términos y llega a un público que no necesariamente es académico. Es casi más fácil decodificar las letras del Indio en clave puramente literaria, con referencias particularmente exquisitas, que en un lenguaje llano. Sin embargo, llega a gente que, en principio, podría ser considerada como un público imposible para él. Y con Walsh pasa lo mismo: hay una cuestión de depurar el estilo, de hacerlo lo más preciso posible. Pero no para hacerlo más fácil.

Si queres seguir leyendo la entrevista: http://www.infobae.com/grandes-libros/2017/03/14/marcelo-figueras-sin-el-indio-solari-y-rodolfo-walsh-no-podria-entenderme-a-mi-mismo/

Continuar leyendo